domingo, 28 de febrero de 2016

La Trascendencia Humana comenzó ¡ya! Aquí en la Tierra:

La Trascendencia Humana comenzó ¡ya! Aquí en la Tierra:

Es un camino Espiritual que se construye desde Tierra Firme y se continúa al Traspasar el Umbral del Infinito del mismo modo hasta lograr la Limpieza Total Cuerpo y Alma.

Por este mismo motivo la importancia de movilizarnos con nuestro Cuerpo Físico en el Aquí y en el Ahora Sin que caiga Ni una Sóla Gota de Sangre, de lo contrario:

¿¡Cómo van a poder lograr que se Escuche su Voz desde el Otro Lado del Muro de los Espejos Transparentes y Nítidos!? "Sin Hacer Nada" (Martes 9 de Febrero 1981)
Dios mío qué hacer qué hacer se pierde el tiempo el tiempo qué hacer Dios mío que hacer de golpe la empalizada cayó entrando los chanchos oinck oinck
y las moscas tzzzzt tzzzzt revolcándose en el barro mientras los gusanos arrancaban las ramas siseaban con el viento a galope el caballo la empalizada trotaba
cuando ya el sol venía poniéndose en el horizonte el tiempo de reloj ya no había ya no había para qué cuando ya nada existiría nada tenía sentido
nadie hacía nada ni nada se podía ya hacer sino esperar estúpidamente sentado en una mecedora que la muerte la muerte se acercara sin hacer nada sin hacer nada
Dios Dios Dios para qué entonces para qué estamos aquí el caballo la chicharra las ovejas que balaban y la muerte se acercaba y el caballo galopaba y trotaba contaminando el aire c o n t a m i n a n...

viernes, 26 de febrero de 2016

Latidos Rebeldes ( Escrito creo que alrededor del año 2001) Canto a mi Misma I

Latidos Rebeldes  ( Escrito creo que alrededor del año 2001)

Canto a mi Misma I

Atraviesas frente a mi Perfil
e invades así mis deseos
luego te esfumas como si nada pasara entre Tú y Yo
cuando Tú sabes bien de lo que te estoy hablando
ni el más leve aliento te alcanzo a atrapar.

Canto a mi Misma II

Se que te vas a solazar con el Placer de sentirme
porque sé que manejas el sentimiento de querer quererte.

No entiendo porqué me causas tantos juegos opuestos
amar, desear y odiarte al mismo Tiempo
sabiendo que existes desde lejos para que no destroces mi Alma.

No eres tan ideal después de Todo
la hermosura te la Doy al mirarte yo con éstos Ojos
pues, con mi mirar Te amo en Silencio
con Toda la intensidad que se puede entretener mis sentimientos hacia Ti

No quiero ilusionarme Ni quiero ilusionarte
que ésto pueda tener un final feliz
sólo espero que algún día
podamos querernos como dos grandes amig@s
pues, me parece demasiado inverosímil creer
que pueda amarte hasta el Fin con un beso al anochecer
o en esta interminable noche en que amo tu existencia en mi Ser
hasta lo más recóndito del Infinito.

Canto a mi Misma III

Tu Dolor Vive en cada Esquina de mi Alma,
Sale de Tu Cuerpo y de mi Cuerpo y de la Piel de Tu Piel  que se instala en el Espejo
de Tus Labios Rojo Carmesí y de tus Lágrimas en mi Mirada

Canto a mi Misma IV

Ni la Miel de mis Ojos Ni el cáliz de mis Labios
te los he expuesto ni por breves segundos
pues, si querías sumergirte por el Tragaluz de mis apetitos Prohibidos
habrías descubierto mil motivos de sentimientos incógnitos
dibujando tu profundo perfil en la esfera de mis Pensamientos
en el breve plazo del cual me tenías enlazada.

¿El motivo? ¡Ni yo lo entiendo!
el ¿¡porqué infundes tanta caricia!?
aquella que se acompaña como Viento Fresco que silba Rebelde
hasta soplar en Tu somnolencia
y, despertarte del Sueño más Inconcluso...
pero, que en lo Eterno Siempre deseas consumar.

Tengo Miedo ¡lo sé! Porque no sé qué Torbellino
me lleva: ¿¡adónde ni hacia qué Lugar!?
es como un Vértigo que manipula
sorbiendo Todo mi Ser como al Azar.

Canto a mi Misma V

Cuando la Brutal Soledad
te invade calando tus huesos
y..el Alma No se sosiega al Reconocer tus Solitarios días
frente al desértico Universo
Te asalta la duda de ¿quién acaso Eres?

Porqué si una chispa de Luz ha cruzado y fecunda clava en Tu Ser
abriendo el Túnel de tu Existencia y mostrándote las risas
en el Rostro Alegre de tu Ángel Guardián

¡No te detengas y contempla el Vuelo de los Pájaros
hacia las elevadas Cumbres de las Montañas!

Es Él quien te entrega el Talismán para que vuelvas a Ser
el mism@ niñ@ que un día te vio al Nacer.

Canto a mi Misma VI

Nunca pensé que Tú no me amabas
¡sólo ilusión a mis ojos era tu dulce y fogosa mirada!

Mis caricias que en los Sueños te soñaba
quedaron suspendidas y húmedas
sin sentir el sabor que saboreaba
los besos que jamás besaste de mis labios ávidos
esperando siempre que los sellaras
con tu Cuerpo Tibio bajo las sábanas.

Suave, suave deslizándose tu mano
descubriendo el insondable apetito
de amarnos tú y yo por primera vez
al comienzo de la Alborada.

Sólo un Principio ¡es cierto!
como en un Paisaje de la Nada
pues, Ni con un Adiós de mi te despediste
cuando yo tanto tanto te adoraba.

Canto a mi Misma VII

En el Fondo de tus Ojos me vi reflejada
ante el Espejo de tu Transparencia
en el Iris de mi Retrato en contacto con  tu Profunda Mirada.

¿¡Cuántos Paisajes me diste a conocer
Todos los días que caminaste junto a mi
con tus y mis pasos Frente al Desierto!?

¿¡Cuántas horas Perdidas entre Tú y Yo
por estos Laberintos Escondidos entre la maleza
entre la arena y las rocas!?

Mi mano extendida te saludaba
y, mi corazón palpitaba por No saber a Ciencia Cierta
a ¿¡quién iría a Buscar!?

¿¡Con quién me iría a Encontrar!?

sólo sentía que te amaba con Calor de Amantes
y que haría mil y una vez el Amor Contigo
me encontrara con quien me encontrara
traspapelándose mi Pensamiento
a otra Dimensión más olvidadiza que ésta
menos detallista menos minuciosa
como si sólo Tú Fueras el Centro del Universo.

Canto a mi misma VIII

¿¡Qué será lo que me sucede que golpea tan Fuerte mi Corazón
si te Miro, mis Ojos se Turban y No puedo dejar de sentirme inquieta
al mirarte más Allá del Fondo de Tu Resplandor.

Mis mejillas se sofocan
late como nunca Mi Corazón
pues Tú para mi Eres algo más que un simple Espejismo
más que un Simple Pétalo de Flor.

Si acercaras Tu boca a mis Lamentaciones
para No continuar sintiendo estas sensaciones extrañas
Ni hacerme ninguna ilusión contigo
alegrarías Mi Alma ¡en lo más Recóndito!

Canto a mi misma XIX

A la distancia te veo siempre
lo que No impide que te Ame en Silencio.


Pero cuando por algún motivo
atraviesa tu Cuerpo cerca de Mi
es ahí cuando se me produce un Campo Magnético
en que manifiestas Tu atracción.


Esa atracción fatal que me invade
aunque Ni tu Ni yo la busquemos
pero que me envuelve como un Torbellino
que Gira y Gira hasta hundirme en el Precipicio
en el Precipicio del Placer sabiendo
que Tú sientes lo mismo que Yo.

Entonces, nace la necesidad de querer acariciarte
 y saber de Ti desde el Primer Día 
que pusiste Tus Pies en esta Tierra.

Sin embargo, debo confesar
que te veo alejar y perderte nuevamente entre la multitud y el gentío
pero, ¡estoy segura que regresarás a buscarme
para Ser Felices por Siempre hasta la Eternidad!

Canto a Mi Misma XX

No sé qué me sucede cuando estoy muy cerca de Ti
me incitas a Amarte
alzas Tu Mirada Provocativa
de Tus Ojos que Furiosos  Lanzan Destellos
y  te Facilito mi Cuerpo para que hagas lo que quieras con él
como si hundieras tu Silueta
abrazándome por Primera Vez
con la ansiedad pegada a mi Piel.

¿¡Cuándo me dirás que Tú también me deseas
si esta noche nos envolviéramos en Estrellas!?

Estoy segura que la Luna alumbraría nuestros besos.
¡Hazme el favor de No negármelos!
 ¡Te lo Ruego!

Canto a Mi Misma XXI

Como un Susurro exhalo este Cariño que Te tengo
para que sólo Tú lo Escuches
Sin que Nadie Oiga el Tintinear de Mis Latidos.

Contemplo los Movimientos de Tu Figura
y Amo en Silencio Tu Esencia
mientras Tú No me digas lo Contrario
y descubro con Asombro
que a Ti también te ha Traspasado
la más Resistente Flecha de Cupido.

Canto a Mi Misma XXII

Como una Lanza que Dispara su Veneno contra mi Pecho
atraviesa con saña las Capas de mi Piel
haciendo sangrar en su Trayecto
mi Corazón de Lágrimas en Desconsuelo.

Ruedo en la Superficie del desamor más Profundo
esta vez el Punzón de los desdichados se han incrustado
en los Laberintos de mis venas,
en los Laberintos de mi Existencia de la Forma ¡más Cruel!

Después de Todo lo que Te he Amado
 debo Ser Paciente para Reencontrarme
con Tu Esencia que ya me has dado
hasta que sepas a Ciencia Cierta
que Soy la Persona Ideal para Estar Junto a Ti
y continuar el Trayecto de Nuestras Existencias
con nuestros Pasos Pisando la Tierra
e instalando Definitivamente el Paraíso Terrenal.

Canto a Mi Misma XXIII

Dame Tiempo para Llorar mi Pena Madrugada
que al Atardecer Levantaré mi frente en Alto
para recordarte con un Solo Soplo de Amor
por la Tierra de una Plumada.

Esta Audaz Fortaleza y Tierno Cerrojo que sella el Dibujo
Cristal de Tu Mirada Agua Lago Verde Mar Cielo
en el Espejo de Mi Almohada
Durante Tanto Tiempo Infinito Sensual.

Y, si mis Lágrimas se Quiebran al deslizar mi Lápiz por éstos Párrafos
conste que son los Ríos que atraviesan
por nuestras Venas Abiertas de América Latina

cuando Tú te acercaste con Tus Sentidos Dulces
Tus imágenes Tiernas e Imaginativas
Tus imágenes convincentes apenas Perceptibles
Tus imagen Sugestiva y Seductora.

Tu Voz reconocida por mi Alma desde la más pequeña Infancia
en forma repentina
inundando mi Frágil Cuerpo en el Transcurso
de este invisible, entretenido y más dinámico Sueño Coloquial.
.

Latidos Rebeldes (selección) Eres Amor Cristalino

Canto I

¡Cuánto dolor será encontrarse
con Dios cara a Cara
si tú que no eres Dios
causas tan intenso dolor!

Canto II

En mis sueños, apenas alcanzo a oler tus pies
y saborear tus perfumes 
aunque ganas no me faltan, 
son los aromas míos propios
y tu silueta es una nube que viaja
de un extremo a otro de mi habitación.
¿Cómo detenerte y atraparte entre mis brazos y, darte un beso que nunca antes te haya dado nadie que te ha querido más que yo?
Y, así tú no te olvides que existo
y, que me debes un pequeño rato de tu tiempo, para dialogar como corresponde 
y, después besarnos y amarnos como debe ser o, más bien como debía ser desde un Principio.

Canto III

¿Qué excusa podré dar a tu orgullo
para llevarte a la sombra de un rincón
y, zambullir la sensualidad de mi tacto
en el calor de tus pensamientos.
Navego entonces, por el cosmos
del croquis de tu perfil
y estampo un beso en la profundidad de tu sonrisa
en la placidez de tu boca, graciosa y veleidosa
y, en tus ojos otro beso a la mirada
más espléndida que el mismo Sol.

Canto IV

Si a otra amaras y cruzaras por mi camino
y, yo atisbara hacia atrás
estoy segura que me convertiré en mujer de cristal
y, con un solo golpe de risco caeré al suelo
con lágrimas quebradas que gota 
a gota dolerán
como si me clavaran en un madero de pedestal.

Canto V

Cuando la nostálgica noche desciende,
tras tus risas, ante la majestuosa
cumbre de estos cerros montañosos,
mis palpitaciones corren a prisa
entre mi cuerpo y mis emociones.

Canto VI

Si no te respondo, es porque tu silueta se encabrita junto al viento de otoño
entre la zarzamora sin permitir que te dome.

Canto VII

Tus celos me agradan pues confirmo que algo te importo
Aunque sea el más pequeño valioso desvelo
Porque tú eres la figura más importante para mi historia
pero así como insistes con tus acercamientos extravagantes
me haré soberbia entregándote
algunas de mis respuestas más solemnes.

Canto VIII

¿Qué será lo que me sucede, que golpea tan fuerte mi corazón?
Si te miro, mis ojos se turban
Y, no puedo dejar de sentirme inquieta
Al mirarte más allá del fondo de tu resplandor.
Mis mejillas se sofocan
pues, tú para mi, eres algo más que un espejismo, más que un simple pétalo de flor.
Si acercaras tu boca a mis sensaciones
estoy segura que la luna alumbraría la comisura de nuestros labios.
Falta ese beso para pactar la peligrosa amistad entre tú y yo, cuando tus ojos me observan con dulzura desde la cima de esta montaña.
Te facilito mi secreto para que hagas lo que quieras con él; así, permites que nuestra mirada navegue por las cataratas del Niágara, hasta el fin de los confines,
como si esta noche nos envolviéramos en estrellas abrazándonos por primera vez.

Canto IX

Sabiendo la placidez de lo dulce 
y de lo amargo al besar tus labios
me diste a degustar ese panal
que se incrustó en mi paladar
y que saboreé como si jamás
lo olvidara nunca, nunca, nunca más.

Canto X

Yo no escribo por simple caligrafía
escribo a gente de la Tierra
a la mujer de agua
al pétalo de flor de sus esperanzas
al poema de amor incrustado en su corazón
a ese amor que palpita día a día
en la flor que habita el desierto
que, como río se esparce en los terrenos más inhóspitos.
Anda, ve y recoge una que está destinada también para ti
porque nada es imposible para Dios
que te protege desde el Infinito.

Canto XI

Más te pareces a un chúcaro corcel
que a un jinete montado en un alazán
corriendo a campo traviesa
¿crees que con tus bravos corcoveos
te impondrás ante el paisaje?
Créeme, ¡te domaré lo quieras o no!
Antes que se deshojen
las lágrimas del calendario.

Canto XII

O más parece tu risa a un lobo silvestre
que a un pájaro indómito que alza el vuelo
hacia las elevadas cumbres de las montañas.
¿Cómo atraparte aunque lance el más hábil beso en la placidez de la noche
si el batir de tus alas lo hacen
a la velocidad de la luz?
donde apenas te comencé a conocer y a percibir, entre la confusa profundidad de tu alma danzando con la eternidad de tus ojos y el brillo de tu mirada fugaz.
¡No temas! sólo me bastará contemplar el reflejo de tu silueta, en el espejo de la vastedad del cosmos, mientras con un suspiro imperceptible, te amaré silenciosamente hasta el fin de tus días en esta Tierra,

Sonata I

¿¡Estás ahí!?
¡Me sorprendes desprevenida!
con tu penetrante luz de misterio y clarividencia sagaz.
Nada me hará olvidar, el espejo de tu presencia audaz en el nítido entendimiento efímero,
cuando atraviesas con sigilo en puntas de pie, cual si fueras un sueño en el
despertar de este claro de luna a orillas del manantial.
Así contemplo ese sonido característico con tu voz que escucho a la distancia, entre los árboles que dan 
perfume con sus fragancias y, que como saetas cruzan el eco a esa nostalgia de tus pasos tenues en la Tierra de 
la Imaginación.
Nada me hará cambiar de opinión acerca de ti, si tú también conservas esa osadía de esperar bajo los árboles surcando el aire de flor en flor, de pétalo en pétalo.
De esa esperanza que la vida depara a los destinos, cuando la magia de los sentidos, es el motor fundamental de nuestra existencia en el mundo etéreo del Ser.
En la misma mirada del espejo que se fusiona ante la lucidez de los acontecimientos diversos de la vida y, el 
amor que somos tú y yo en este espacio de tiempo transitorio y fugaz.
Sonata II
Si tuviera alas, alzaría el vuelo en el asombro de un giro vertiginoso, al detenerme entre la brisa y los rayos solares, miro y siento tu presencia en mi instinto rebelde.
Surco los aires, atravesando el mar y la cordillera; batiendo mi plumaje y planeando por bosques selváticos diversos; por las explanadas de hierbas en flor a la velocidad del relámpago.
Despierto con su sonido estremecedor en el horizonte empapado entre los canales que cruzan de un lado a otro en la Tierra de la Imaginación.
Sobrevolando los cultivos, esos que te identifican en lo substancial, hacia el recuerdo que tengo aún de ti y, que la magia de mi mente lo hace permanecer intacto como si fuera el día de ayer,
en el Jardín de los Sueños Inexplicables.
Sonata III
La Semana Pasada Hubo un Día
que frente al ineludible golpe y porrazo
del enigmático quehacer, afiebrada por oscilaciones de vacío irresoluto
no quería saber más de mí ni del territorio que habitaba prendido con alfileres que me circundaban.
Con la acostumbrada estratagema extravagante de comedianta
apagué el interruptor de mi imaginación inexcusable y, al acostarme, convertí mi estatua en fósil tieso petrificado.
Soñé en mis sueños frente a un farol encendido que me iluminaba
volví a sentir como la sangre corría vertiginosa por mis venas
y con ese ímpetu, me reencontré conmigo misma en el lecho adormilada;
regresé a ser más lúcida y límpida como nunca antes había siquiera imaginado.
Sonata IV
Eres un Sol eres la Luna eres esa plácida sonrisa
que ama con los ojos cerrados mi indómito beso fugaz
en tu deliciosa boca ardorosamente sublime;
sólo así sabrás que nunca te olvidaré jamás.
¿Cuánta pasión debo agregar para vaciar en tu corazón
que se niega a escuchar el sonido de mis latidos
y, el apetito insistente de mi paladar amenazador
ante todo voraz pero dócil sin dejar de suspirar
por ti en esta atmósfera terrestre
tras el espejo de ilusión en las cálidas noches?
Así se abalanzan cabalgando con sus tropiezos irresolutos
los hambrientos potros salvajes que relinchan
al trotar por el camino pedregoso
que abarca la explanada formidable
entre los espejismos que asoman insolentes
por tu fulgurante mirada de estrellas
esas que rezuman lágrimas que gota a gota
caen desde la bóveda del firmamento.


 “L AT I D O S   R E B E L D E S – AMOR CRISTALINO”
Olaya Mac-Clure nació en Santiago de Chile el 17 de Agosto de 1956;

Dedicada desde muy temprana edad a escribir cuentos, novela, prosa, teatro, poesía, pre guiones cine y televisión. Se caracteriza por su versatilidad. Se dirigió tanto a público adulto, como jóvenes y niños. Corrigió textos, enseñando técnicas propias e únicas inventadas por ella para modernizar y dar velocidad a la escritura. Entregó constantemente ideas para la creación de poemas.
Títulos Publicados:
1990 “El Aeródromo Subterráneo”
2012 "Náufragos al Fin del Sur" (novela de: amor, humor y sensualidad surrealista)
(características cinematográficas) (libro papel)
Títulos Sin Publicar
2001 “Latidos Rebeldes” (Poemario amor, humor, erotismo)
2002 “Tissú Enfermo Grave” (características cinematográficas)
   (Cuento Juvenil) (características cinematográficas)
2005 “Poesía Mistica”
2006 “Trepatroncos” (Poesía, teatro, cuento infantil)
2009 “Del Cielo a la Tierra Mirando las Estrellas” (pre Guión cine)
Trabajos realizados en Arte
Trabajos sociales, relacionados con la cultura, dedicados a niños en situación de riesgo Solo en Colombia.
2012 Lectura propia producción en poesía "Latidos Rebeldes"; cuentos del libro "Trepatroncos" .
Conversatorio en la Universidad Libre SEC Facultad Ciencias
de la Educación en Socorro Santander Colombia ante doscientos cuarenta estudiantes Profesores y Decano de la Facultad de Ciencias.
2012 Lectura y conversación del libro infantil "Trepatroncos" con
niños abandonados en Bucaramanga Colombia, y en colegio de Bucaramanga.