miércoles, 1 de julio de 2015

El Elefante Sin Cola Un elefante que volaba en patines se cayó a la piscina, se le perdió su cola...



El Elefante Sin Cola

Un elefante
que volaba en patines
se cayó a la piscina,
se le perdió su cola...
y la encontraron con la señora mona.


La Hormiguita Coja


Una hormiguita
que se cayó al hormiguero
se quebró una pata
y se le quebraron los huesos.
Se equivocó doña Rata
que creyó que era queso.
Se comió la pata
con sabor a queso.
JUEVES, 3 DE ENERO DE 2013

La carreta corre corre
corre corre sin parar
con su burro Piti-Pata
que no descansa ni se cansa
repartiendo todo el pan.

Es muy ágil es muy joven
es peludo este animal
come poco pero come
afrecho que le dan.

Eso si que Piti-Pata
es muy piti y no ve ná
choca al árbol
choca al poste
deja todo donde está
botado en el camino
tal cual todo nada está.

Hola, hola Piti-Pata
tan temprano donde vas
voy al fondo del camino
con el pan de tu mamá.
Te equivocas ahí no vivo
ni tampoco mi mamá.

Piti-Pata es tan piti
no ve a nadie al pasar
adivina y se equivoca
como burro de Nogal
un pueblito escondido
al sur de Chile y Paraguay.

Moraleja: Antes que el burro Piti- Pata conduzca una carreta debe ir al oculista de lo contrario, nos quedaremos sin bosques, postes ni pan.


La gata Tirusa esta triste
¿Porqué está triste mi gata Tirusa?
Se ha ido su gato Felón
lejos al campo como un peón
¡Qué triste se puso Felón
cuando supo que su gata Tirusa
quedó con pena pensando en su amor!
Un anillito de oro guardaba
dentro del bolsillo de su pantalón,
quería desposar a Tirusa
en cuanto volviera de la región.
Trabajaba duro con la pala duro
pues venían en camino sus cachorritos
que Tirusa le había prometido
desde el día que amó a Felón
y Felón dio su primer beso
como un felino en flor.




Caballito Chipi Chipi
Trota, trota sin parar
que ahí viene en su coche
mi mama con don Juan
a retarme porque llego
muy muy tarde a almorzar.

Pica, pica ese trote
que me van a sorprender
me quedé con mis amigas
a jugar, a saltar,
en el patio de su casa
en la plaza de Parral.


Juega,juega me dijeron
y no pude ni parar
cuando salto en el cordel
pienso nada más que en él
aunque caigo de un porrazo
río y salto me va bien.

Rueda, rueda la carreta
con caballo y nada más
corre fuerte Chipi Chipi
porque me van a retar
con sus patas y pesuñas
corre, corre sin parar
cuando saben que me esperan
y me pueden extrañar.

Es tan listo mi caballo
con sus ojos de azafrán
tiene agallas como nadie
sabe todo y aprende más
como tú ningún otro animal.

Finalmente llego a casa
sucia, sucia y sola estoy,
Paso piola y prendo el gas
calentando mi comida
porque fría, fría está
ya que sola, como día a día
pues mamá trabaja en Taltal
caballitos yo no tengo
solo el auto de mamá
y la alegre golondrina
que me regaló mi papá.

Un Gallo Muerto de Sueño
Un gallo muerto de sueño, no quiere cantar de madrugada su kikirikí; le da flojera y se tiende a dormir; las gallinas cacarean para que salga su voz a ventilar bien temprano por la mañana como acostumbra cualquier gallo de su corral a su corta edad.
El gallo dormilón, responde: -Quiero aprender inglés para que mi voz se escuche bien en francés.
La señora tortuga, le enseñó entonces, a pronunciar pero, este gallo flojonazo más dormilón que pollo, no quiso despertar.
Las plumas volaron por doquier pues, las fieras gallinas lo picotaron una y otra vez hasta dejarlo sin plumas en los pies y, así al gallo dormilón, se acordó para siempre que tenía que tener sueño y acostarse muy temprano para ver las estrellas despuntar a la amanecida.
Desde ese día en adelante, se escuchó su Kikirikí en inglés, francés, italiano y también en portugués, antes de la salida del sol para que ninguna gallina lo volviera a picar otra vez.

Moraleja:
Más vale hacerle caso a las gallinas a tiempo, para evitar que te dejen desplumado en un dos por tres y, te quedes dormido sin ver el extraordinario amanecer.


No hay comentarios:

Publicar un comentario