martes, 5 de mayo de 2015

S.O.S DDHH Nazzi onales e internacionales: Mis archivos personales están siendo colapsados,

 S.O.S DDHH Nazzi onales e internacionales: Mis archivos personales están siendo colapsados, invadidos, amordazados por esta gente,

 intentando que NO OPINE sobre "Asamblea Constituyente, y más aún , enviandome SPAM. AQUÍ tengo DOS ARCHIVOS PENDIENTES DE APROBACIÖN:
 Facebook ¿qué está sucediendo AQUÏ?

¿dónde se encuentra la LIBERTAD de los Pueblos si me INVADEN mi propios archivos y mi propio GMAIL cuando tengo TODO a la vista.

Y mis archivos llegan DIRECTO a mi ¡GMAIL! ¡INSÓLITO! ¡me tienen TODO INVADIDO!



Levanten la mano: ¿¡quién fue criado por las mujeres que trabajaban en sus casas cuidando a sus hermanos y hermanas!?

Mis herman@s me transmitían que me había amamantado la Albina, porque mi mamá se quejaba que se le echaban a perder los pechos era costumbre de la época,

por lo tanto, tomé leche materna de una mujer dePueblo, que me transmitió a través de su amamantamiento leche, miel y sabiduría ancestral pues,

cuando se amamanta a un bebé, se siente un Amor profundo, mágico, una conexión como un Rayo de relámpago que llega y despierta directo al corazón.

Es como si una fogata de LUZ intensa inundara todos los sentidos, y se sintiera la Presencia de Amor Infinito, la Presencia de la Savia de la Vida con ese intenso Rayo de LUZ Sublime Transparente Cristal.

Eso fue lo que sentí al dar por primera vez de mamar a mi hija Amalia.

Posteriormente, a medida que fue creciendo, supe por la Marie que yo andaba con la bacinica en la mano, persiguiéndola por la calle, y llorandoa moco tendido.

Me decían la “llorona” y la “mudita” porque hablé tardíamente.

A medida que fui creciendo, sentía que tenía una hermana gemela por alguna parte,

y miraba el techo cuando me encontraba en clase en mis primeros años de colegio en Santa Ursula, buscándola y sintiendo que existía en algun lugar del Universo;

Años mas tarde, cuando mi hijo tenía siete años, me fui a trabajar de artesana a Viña, y en la Residencial descubrí a través de la fotografía de un diario,

que había una mujer idéntica pero idéntica a mi, tocando un instrumento musical en una Orquesta Sinfónica de envergadura en Viña del Mar.

En ese Tiempo, vivía sumamente pobre al tres y al cuatro con mi hijo, en una pieza en la Residencial, y quedé embarazada de mi hija Amalia,

porque me relacioné, enamorándome de manera fugaz, como por una Flecha de Cupido con un hombre joven y hermoso, que resultó ser mitómano.

Cuando descubrí que era un mentiroso, me asusté tanto, que quise alejarme por completo de él y NO verlo nunca jamás en mi Vida.

Tomé a mi hijo, y me fui de vuelta a vivir a Santiago, y tuve a mi hija sóla SIN pareja en todo el embarazo,

La coloqué en la libreta de familia para que NO existiera ninguna diferencia entre hermanos.

Ambos saben quienes son sus respectivos papás. Por un tiempo prudente para afiatar mejor el compromiso de hermanos, guardé el secreto.

A medida que fue creciendo, recuerdo a la Anamaría, que fue a quien más cariño le tuve en mi primera infancia, siempre recordando y preguntando por la Albina,

Que se sentaba en la escalinata de la casa de mi abuelita a conversar,

Y que cuando preguntaba insistentemente por ella, me decían que había “¡muerto!”.

Así que crecí también con ese dolor, de que la Albina había traspasado el Umbral del Infinito.

Más tarde, con la rotación de mujeres que trabajaron en mi casa, tuve a la Norma, que también era una mujer que me transmitió mucha sabiduría ancestral,

con la que escuchaba radioteatro que:
 ¡me encantaba! Porque transmitía un mundo lleno de magia, lleno de humanidad mientras ella hacía las cosas de la casa,

Y, luego me despertó la ansiedad de buscar la música de Violeta Parra, cuando me contó dolida llorando que Violeta se había suicidado.

Aunque mi mamá me prohibía hablar con las mujeres que rotaban en la cocina una tras otra,

Yo desobedecía pues, tenía la experiencia sublime de ir a jugar con sus nueve herman@s a pata pelada,

A una casa muy pobre donde su mamá a la hora del té, cuando yo pedía leche con milo me respondía:

-Nosotros somos muy pobres, solo podemos tomar té puro y tostadas y así,  lo largo de toda mi existencia, me quedó grabado el:

¿porqué ellos eran tan pobres y ¿yo no??

¿Porqué ellos sólo podían tomar té puro con tostadas, y yo leche con milo que era una delicia para mi paladar, por lo golosa que he sido siempre por lo dulce?

Extrañamente, yo fui la única que acompañaba en las salidas dominicales de la Anamaría que seguramente,

dada mi insistencia y mi interés, ella aprovechaba de que la convenciera de la invitación a su casa,

siempre y cuando le ayudara a secar los platos, y además,

me daba una pequeña tacita con milo como recompensa;

 pero mi recompensa mayor, era ir a visitarla a su casa para ir a jugar con sus herman@s, y conversar con su mamá de la vida que estaba llevando su familia, la cual me hacía entrar en una profunda reflexión.

Mi hermana Angela, menor que yo, creo que fue solo una vez, y NO era de su interés acompañar a la Anamaría en estas visitas.


Bueno amig@s georgeans y ex georgeans, HOY les envío un mensaje de Amor y Esperanza:

Ayer en la tarde, estuve conversando por teléfono con mi hermana Belén,

y me comentaba lo que le había sucedido a sus amig@s en el Norte de Chile, todos profesionales y, me imagino que tan cuic@s como ella,

pues conociéndola, ella es muy selectiva y NO le gusta juntarse con rotos con plata a SECAS:
estilo piruja davaloza peligosa pirómana misericordiosa,

caída del catre en el acueducto del vertedero, que circula a través de los conductos de las hienas carroñeras nazi ezzguarén atticouwlin,

pues mi hermana es aristócrata, de la alta sociedad chilena,

así que solo le gusta y le interesa juntarse con gente linda, con gente digna, con amigos profesionales que gustan de la belleza de la vida,

sin embargo, siempre la observo, respetando a las mujeres sabias, entretenidas, dignas que han trabajado en hacer las tareas hogareñas de su casa, o en casa ajenas a su jurisdicción.

Me habló entonces, lo que había había sucedido con sus amig@s cuic@s en el Norte, y que aún se encontraban viviendo en esa misma zona.

Le respondí, que yo NO me habría quedado jamás viviendo entre la caca, pero he pensado que sería interesante hacer una entrevista,

a los muchos profesionales entre los mismos georgians, de lo que les sucedió ese día espantoso,

preguntas sencillas, abiertas, SIN hablar NI una sola gota de política costumbrista,

sólo que me cuenten su experiencia personal y familiar desde la distancia, ya sea en Santiago mismo, antes que parta al Norte a instalarme pero,

personalmente, NO soy carne de cañón para ir a oler hedor a mierda al Norte, pues les dije clarito, a viva voz que EVACUARAN lo más pronto posible esa zona.

Cuándo alguien me quiera relatar su experiencia personal ¡Me avisa!


Necesito, hacer por lo menos, unas cuarenta y ocho docenas de entrevistas, para partir con un trabajo profesional exhaustivo, profundo para entrar de lleno al conocimiento de nuestra Tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario