viernes, 14 de noviembre de 2014

El corazón de un SER Humano Sagrado que VIVE en carne y hueso aquí en la Tierra

El corazón de un SER Humano Sagrado, que vive en carne y hueso aquí en la Tierra, se destaca porque el contenido de su corazón, está lleno de conocimientos de Amor;

de entendimiento hacia el RESPETO del SER Humano Pensante, del SER Humano Reflexivo; del SER Humano amante de la Naturaleza;

del SER Humano amante de la Música, que nos provoca sensaciones de sentirnos satisfechos por su contenido, que motiva danzar junto a las mariposas que se posan de Flor en Flor;

de danzar y bailar junto a los pájaros carpinteros que nos visitan en el Jardín de nuestro propio patio interior, con nuestra mente despierta que abre los Ojos en el crepúsculo del Amanecer;

con la alegría de nuestras sonrisas a Flor de Piel; con la alegría de nuestro Espíritu lúdico que gusta del sabor de recordar la infancia,

cuando sentimos esas enormes ansias de pequeñines, que nos gustaba jugar con los juguetes de colores del calidoscopio de Arco Iris más entretenidos

junto a nuestros amiguit@s, con la creación de la diversidad de juegos donde nos hemos  sentido felices al recordarlo participando en forma activa,  con nuestras fantasías propias de la cosecha de nuestra imaginación.

Según mis creencias, un Cuerpo y Espíritu que ha sido siempre un SER Humano que ha vivido Aquí en la Tierra con reflexiones de pensamientos honestos,

que gusta de Respetar y Amar al Arquitecto de la Imaginación, y al ARTE impregnado en la diversidad Altruista que compone la Humanidad,

al traspasar el Umbral del Infinito, debe necesariamente permanecer con su Cuerpo Intacto cuando se le da Sagrada Sepultura.

Al contrario, un cuerpo que ha cometido crímenes de lesa humanidad, o amante del lucro amante de la hipocresía existencial;

amante del despilfarro mental con severo contenido de pensamientos perversos codiciosos destructivos huecos criminales mentirosos de envergadura,

lo más conveniente es que lo sepulten hecho cenizas, para que cuando regrese, vuelva a resucitar como puré de patas de pidulles, de patas de liendres, de larvas latigúas;

para que puedan masticar a sus anchas y engordar por sus vías intravenosas, a tod@s sus fieles seguidores a través de sus crueles garrapatas hipócritas, que circulan arrastrándose  por sus intestinos nauseabundos;


asimismo, los tengan guardados como trofeos inexistentes, en un frasco negro carbón del KuKo, en una de las esquinas caseras de su actual habitación terrenal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario