domingo, 6 de abril de 2014

“Náufragos al Fin del Norte” Capítulo VIII a)

“Náufragos al Fin del Norte”

Capítulo VIII   a)

Al observar desde la proa a la distancia a
Marce, agarrándose la cabeza con los crespos hechos, tuve una sensación nostálgica al recordar algunos acontecimientos que me había contado de sus vivencias de juventud. Me contó lo siguiente:

En ese tiempo, mi amiga Cata, junto a su hermana Kristy, me invitaron a la piscina de sus parientes (de la misma edad que la Cata) que vivía a pocas cuadras de mi casa.

Partimos juntas, muy entusiasmadas y alegres cantando y riéndonos en el trayecto, rumbo al domicilio de su prima Sofía.

Cuando llegamos, tocaron el timbre y llamaron en voz alta varias veces a su prima:

-         Sofía, Sofía – gritaban, y luego Todas para una y una para Todas, insistimos al unísono :

-         SofíaAAA SofíAAA – a todo pulmón.


-         El silencio nos manifestaba con una sola respuesta: un eco que retumbaba solitario al fondo del patio: ÍA ÍA ÍA AAA

Entonces – me siguió relatando – ambas hermanas cómplices, que fueron amigas de mi juventud,  se miraron a los ojos y comenzaron a conjeturar divagando

las más antojadizas y excéntricas alternativas del porqué no recibíamos respuestas del interior de la mansión:

-         Que se acostó tarde; que se quedó dormida; que salió a comprar a la esquina; hasta que la habían secuestrado los ET.
-          
-          
-         Desfallecíamos por el calor – prosiguió Marce - por lo tanto – dijeron ambas hermanas – no nos queda otra que saltar la reja.
-          
-          
-         Pero ¿cómo vamos a saltar la reja si es demasiado alta, y está reforzada con barrotes de grueso calibre?
-          
-         No te preocupes – replicaron ambas – estamos acostumbradas cada vez que se nos quedan las llaves lo hacemos ¡tal cual!

-         Pero, a lo mejor vuelve pronto, esperémosla un rato – seguí insistiendo.


-         Sí, la vamos a esperar pero bañándonos dentro de la piscina – respondieron con cierto dejo autoritario.

-         No me agradó que me invitaran a seguirlas de esa manera, con un aire algo déspota para mis reflexiones, pues no estaba acostumbrada a escuchar con esas actitudes al borde de la tiranía a

-          

-          mis amigas- mientras pensaba y sentía estas sensaciones de contrariedad, las dos hermanas, se encaramaron a la reja y saltaron hacia dentro del
-          
-          jardín, inundado de flores de diversos colores y aromas a madreselva y a fragancias perfumadas de
lavanda.


Capítulo VIII   b)

Haguemoz que vamoz a hazer un breik CON PuBLIzCIdAD EnGAÑOzA…

$eñoda Pe$imenta
Pe$ente

Y…¿la rezpesta a mi cadta ¿¡cuándhoo!??


-         Me estoy colocando mis calcetasss
-          
-          
-         Juguemoz en el bozque mientraz la lobbha NO eztá
-         ¿¡Lobbha eztháa!?

-         Me estoy dando un baño en jackussi

-         ¡Juguemoz en el bozque…!

-         ¿¡Lobbha eztháa!?

-         Estoy sentada sobre mi botín del sillón presidencial.

-         Juguemoz en el bozque  mientaz la lobbha NO ezthaa

-         ¿¡Lobbha eztháa!?

-         Estoy puteando en las esquinas, mostrando las rodillas y el marepoto, para conseguir palomas que voten por mi,

-         Bésame, bésame mucho como si fuera esta noche la última vez ; que tengo miedo de perderte otra vez;

-           y así pueda reunir las últimas monedas con mis discursitos juleros y, convertirme al fin en mi sueño dorado, de volver a ser su Pe$imenta.

-         bésame mucho como si fuera esta noche la última vez que tengo miedo de perderte, perderte otra veeez…

-          

Capítulo IX

-         Me resistí hasta las últimas consecuencias pero, la tentación de refrescarse con ese calor insoportable donde los rayos de sol parecían perseguirme para
-          
-          
-          dejarme transpirando la gota gorda, sin embargo, la tentación de nadar y gozar del placer del agua, en ese caluroso  día de verano, fue tan tan grande, que no me pude resistir.

-         Seguí su ejemplo un tanto asustada, por lo extraño del acontecimiento, y nos fuimos directamente al

-         camarín a colocarnos traje de baño, y en cuanto estuvimos todas listas, partimos a bañarnos a la piscina a nadar y jugar a la pelota en el agua.

-          
De repente, escuchamos el crujido de abrir los cerrojos de la reja y, las dos hermanas salieron corriendo cual si fueran Speedy Gonzalez mientras, yo nadaba

tranquila, dentro del líquido transparente dando mis braceadas para aquí y para allá,  sin la mas mínima preocupación.

Las hermanas comenzaron a gritarme desde la plataforma del pastizal:

-         ¡Sale! ¡sale de la piscina!

-         ¿Por qué tengo que salir? – respondí relajada mirando las estrellas azules a lo lejos y alguien canta: los jilgueros, zorzales, tordos y pelequenes.

-          
-         Porque la familia de mi prima Sofía…- y allí en esas milésimas de  instantes soltaron la pepa definitiva -  ¡VeNDIeRoN La CaSA Laaa CaSaaAA!
-          
-         Me quedé aturdida sin entender la realidad que estaba sucediendo ante mis ojos, así que pregunté:
-          
-         Pero entonces ¿quién es ese señor que me está indicando con el dedo? – cuando di vuelta mi cabeza y observé al tipo que vociferaba parado frente a su auto de lujo.


Capítulo X   a)
-          
-         El no es nada nuestro, ni tampoco pariente de mi prima, solo le VeNDiERoN  La cAsSSaAAA.
-          
-         ¿A qué precio se la vendieron?
-          
-         - A quinientos cuarenta millones – pero apresúrate, sale de inmediato.
-          
-          Pero estás segura que ese fue el trato ¿de dónde salió ese costo tan alto?
-          
-         Después te cuento…
-          
-         Entonces, pregunté la hora, pues me pareció que el tiempo se me había hecho demasiado corto al   jugar traviesa chapoteando junto a los alegres tiroriros;
-          
-         como si estuviera capeando las enormes olas en altura de Cachagua para hacer playita, y  así observar desde la cresta de la masa marina, a los
-          
-          
-         veraneantes, contemplando la visón que guardo en el recuerdo hasta el día de hoy, conectado al reflejo del tamaño de cada ser humano, que no medía más allá que la estatura de una hormiga.

-          

-         Entonces, en mi somnolencia, dentro aún del líquido refrescante, escuché un PUM PUM, que
-          
-          
-         parecía peo torcido de poto hediondo, y ahí, me di
-         cuenta de la situación real de lo que allí estaba sucediendo; salté de un brinco como las langostas,
-          
-          
-         fuera de la piscina y corrimos a refugiarnos al camarín mientras, el hombre con su
-          
-         impecable vestido elegante, nos insultaba y despotricaba contra nosotras disparándonos con su pistola en la mano:

-         Que hacen aquí klñ3trsqqz, cómo se introdujeron sin permiso a mi  P-R-O-P-I-E-D-A-D   (que más tarde supe que nosotras mismas se la pagábamos con nuestros impuestos del propio bolsillo).
-          
-         La piscina la tengo en exclusiva para mis invitados;  salgan del escondite del camarín y den la cara.

-         Nosotras nos negábamos a salir y temblábamos azulosas de frío; nos daba terror por el tono de voz congelado de sus palabrotas inzulsas, mas parecida

-          

-         a los terroristas que a un alto dignatario; más bien, perteneciente a una organización tapada por delincuentes habituales.

X   b)

OTHO breik CON PUBLIZIDAD ENGAÑOZA…

Juguemoz en el bozque mientraz la lobba NO eztáa
¿¡Lobba ezthá!?


-         ¡Estoy meandooo…!

Juguemoz en el bosq…
¿¡Lobba eztháa!?

-         ¡Me estoy tirando un peín PUM PUM PUM justo con el cañonazo de la 12 del cerro Santa Lucía…!

Juguemoz en el bozqueee…
Lobba ezthaaá

-         ¡Me estoy lavando los sobacos y la cara’e raja con agua helada…!

-          

Capítulo XI   a)
-          
-         De repente, sentimos otro disparo y un grito que vociferaba desesperado, como si creyera que nos íbamos a robar su estúpida piscina, y la
-          
-          
-         secuestraríamos para llevarnos su agua tormentosa, revuelta y peor aún ¡TURBIA!
-          
-          ¿Se habrá imaginado que nos llevaríamos a lapa, en dirección a nuestras respectivas casas?:
-          
-         ¡Salgan de ahí maracas de mierda! – nos gritó déspota el cabeza de pimentón rojo de furia.

-         No repito en este episodio la lacra grosera enorme de garabatos con que nos insultó, y retumbó en nuestros ingenuos oídos, pues además su

-          

-          piscinucha no medía más que unos centímetros de regla, similar a la que ocurre cada cierto tiempo a las mujeres pero,
-          
-          que esta vez se vació en su propia agua confusa hasta convertirse en río túrbido rojo inundado de sangre perturbada.
-          
-         Además, no sé qué hacía yo misma nadando allí, cuando perfectamente podríamos habernos lanzado de piquero  en mi propia piscina, que medía varias millas de distancia a la redonda.
-          
-          
-         En cambio ésta, se parecía más a la taza de un WC agarrada con una cadena de espeluznante grosor de
-          
-          
-         esas que se utilizan comúnmente en las sociedades esclavistas, y más aún, agarrada a un sistema de siniestras proporciones.
-          
-          
-         Me encontraba empalada de frío y, temblando de miedo, mientras ambas hermanas, decidieron salir con las manos al cielo respondiendo:
-          
-          
-         ¡Alto!, ¡no dispare por favor! ¡no nos haga daño! – intentando calmar al gigante enfurecido, quien era más encima diplomático de la OEA (sigla que significa: Omicidas: liga de Escorias Asesinas… y en
-          
-          
-         letra invisible y soterrada, en el más obscuro laberinto del silencio, su monstruosidad aterradora:
-          
-          
-         liga de corruptos; liga de enfermos mentales; con esto último me refiero al porqué la SS enviaba a Madden a investigar la Hache faltante en la primera
-          
-          
-         sigla con la que designamos a los Jefes de esta organización de
-          
-          
-         pervertidos cuando, nosotros sabíamos a ciencia cierta que los dirigentes, aquellos que estaban a la cabeza, eran el producto de un óvulo fecundado
-          
-          
-         por un espermio deformado, por la desgraciada mezcla de los experimentos de una célula maltrecha, que encontraron en una cueva obscura y tenebrosa de Barnabás Collins.

-         Una especie de tentáculo de agua estancada de alcantarilla, que a su vez provocó un error genético en la descendencia del bueno para nada de Frankestein.

Capítulo XI  b)

MAhZ   PUbLiCIdaD   ENgañoZa

Juguemoz en el bozque mientaz la Lobba no eztháa
¿¡ Lobba eztháa!?

-         Me estoy vistiendo para ir a casa de mis amiguis…

Jugemoz en el bozq…
¿¡ Lobba eztháa!?

-Me estoy sacando todas las muelas y dientes en mi consultorio para lograr un ahorro extraordinario en pasta dental…

Capítulo XII a)
-          
-         Estos son los mismos que planifican como enriquecerse más y más y, como exterminar a los que viven en los territorios donde existe sobretodo riquezas ya sea, minerales o de petróleo – me explicó el Principito.
-          
-          
-         - Sus argumentos cínicos – intervino Ghandi - se agregan a la siutiquería hipócrita de una política charcha frenética sin sentido, por las que discuten sin solucionar los problemas reales para resolver los conflictos de una sociedad, en vez de dilatarlos per in secula seculorum.
-          
-          
-          -Para sostenerse en pie a como de luga, y les paguen con abultadas regalías – respondió Martin Luther - esos son l@s más peligros@s de tod@s.
-          
-          
-         -Porque detrás de ellos está su dialéctica codiciosa solapada, muy difícil de distinguir a simple vista – respondió Gregorio Samsa que venía recién llegando de la cuesta Barriga.
-          
-         -Por ejemplo dicen una cosa pero hacen todo lo contrario – respondió el Principito
-          
-         Fiammetta puso el punto final a este capítulo : son inconsecuentes pero, más canallas que truhanes o más bien viceversa.

-         Apítulo XII  b)

-         - Vamos a conquistar el MunDooOO – dijo cerebro a Pinky.
Holis Betty:  ¿me acompañas al supermercado?
O ¿es muy tonto lo que estoy diciendo?
¡No! vamos…y haguemos que Betty pide al farmaceútico:

-         Me da una tela de azúcar transgénica de vampirodrácula por favor; una cáscara de cebolla; una torreja de sal; un membrillo machucado; un grumo de azúcar; un kilo de pepas de sandía; un
-          
-         tercio de trozo de boleto de metro; un pedazo de papel higénico; un bono de reconocimiento a la
-          
-         cagadera de mi billetera de cocodrilandia?
-          
-         Y en una tablilla de palo se coloca:
-         ¡Gracias pod favod concedido!

Y ahí apareció Pedro Picapiedra golpeando feroz con sus puños y letras bramando:
ViLmmAAAaaa AbeMeEEE   La  PEeeTaAA


Capítulo XIII   a)    MuESTRHa  de  brEiK CoN PUbLIZIDaD   ENGaÑOZa…

Jugemoz en el bozque mentaz la LoBBa NO estHáa
¿¡Lobbha eztháa?


-         Me estoy refregando el que te dije en el lavaplatoss…
-          
Juguemoz en el bozquee mentaz la lobbha NO ezthá
¿Lobbha eztháa!?

-         Estoy leyendo  sentada en el W.C.  el meer culiano


Capítulo XIII  a)
-          
-         Mogwli preguntó entonces - ¿Más ruines que esos típicos tarados que envían tropas incautas a la guerra con pertrechos bélicos para conseguir
-          
-         botines valiosos, colmados de riquezas en Tierras extranjeras al igual como los Piratas del Caribe?
-          
-          
-         -Más monstruos@s y servilist@s para revolver la caca con un palito, invadiendo pueblos ajenos a su jurisdicción, así se lo llevan todo a manos llenas – le aclaró el (pero en este caso LA Capitán Tormenta).
-          
-         -Usan la vileza como estrategia; lo más canallesco que halla existido en la historia de la humanidad – nos aclaró Hugo Krotchcramp hipnotizado por tamaña verborrea que seducía a los oyentes.
-          
-          
-         El Principito entonces dijo muy serio - declaran con su caracho de neumático recauchado.
-          
-         - ¡Ah! Interrumpió Gregorio Samsa dando vuelta la hoja del libro de la metamorfosis, son los hipócritas con ese típico aspecto de tocino ahumado.
-          
-          
-         Entonces, le sopló  Kafka, batiendo sus plumas de Pájaro Silvestre por las Alturas de los picos
-          
-          
-         cordilleranos de Los Andes, desde la distancia Sur del Continente Americano con un murmullo apenas perceptible que Gregorio logró traducir:
-          
-          
-         -¡Ah! ¿Dónde se envían  tropas militarizadas al matadero de los diferentes países del tercer
-          
-          
-         mundo, para conseguir la Paz? – preguntó de nuevo Gregorio arrastrando el chaleco por el suelo, todavía enredado en su caparazón.


Capítulo  XIII  b)

Haguemoz que este capítulo se trata de un BrEiK CoN   PUbLIZIDaD   ENGaÑOZa   SoLapAda…


Juguemoz en el bozque mentaz la loba NO está
¿¡Lobba eztháa?


Estoy en la casa de putas, pasándola chanchito en el lodo con el cara’e cerdo.


Juguemoz en el bosque mentaz la loba NO ezthaá
¿¡Lobba eztháa!?


Estoy dándome vueltas de carnerín de aquí para’llá y de acá para’allí, con tal qué NO me quiten la corona NI el cetro y me dejen gobernar.


Juguemoz en el bosque mentaz la lobba NO esthaá
¿¡Loba estháa!?


Estoy dirigiendo la orquesta desde la casa solariega y blasonada, puteando en Las Cruces junto al viejo degenerado (lo único que tengo que hacer es


chuparle la tula, y él me pellizca las tetas mientras, OBLIGA a una niña pequeña de condición vulnerable,  para que me rasque el marepoto); así supe

que le gusta acosar a mujeres inocentes vírgenes violando su intimidad hasta que logran huir con pavor a sus actos degenerados ).


Por este mismo motivo, estoy en mi salsa, gozando de la putería perfecta, para elegir a los nuevos


ministerines con prontuario de usurpadores intelectuales, de estafadores y pervertidos sexuales; gracias a esta estupenda


estrategia, la más brillante idea para que asuman los cargos más importantes del comando de criminales; pasándole la pelota a los partidos


políticos que fueron ellos los que eligieron a estos delincuentes sus cargos, después que dije que ninguna hoja se mueve sin que yo lo sepa a ciencia cierta.

Capítulo XIV

-         ¡Así es! – respondió Fiammetta, y Bocaccio desde las Nieves Eternas del Kilimanjaro, lo completó
-          
-          
-         aclarándoles – mientras, esconden sus intereses reales de apoderarse de todo lo habido y por haber.
-          
-          
-         Se disfrazan de “pacifistas” y son la raza más siniestra y belicosa, confirmó Edith Piaf que los había divisado desde el Paraíso Celestial, conversar   frente a frente con sus hermanos

-          FéCuLas de DráCuLa: OEA (sinónimo de JEFES Omicidas: tentáculos de Escorias Asesinas… y en letra invisible y soterrada, el más tenebroso laberinto del patio de los callados, y la deformidad de su cara en extremo aterradora).

-          
-          
-         Est@s mism@s son los que logran ejecutar todo lo contrario, dando escusas ridículas sin pie ni cabeza– aseguró Campanitas – llevar a cabo las guerras mas
-          
-          
-          cruentas, escabrosas y sangrientas; preocupados solamente de exterminar a seres inocentes desarmados, incapaces de defenderse de su cruel poder criminal.
-          
-          
-          La diminuta Lulú expresó sacando por primera vez la voz - haciendo creer al mundo entero, que sus contundentes armas mortíferas, son la mejor alternativa para restablecer la Paz cuando es todo lo contrario.
-          
-          
-         ¡Claro dijo Toby! - solo sirven para barrer el Globo Terráqueo de una plumada, y devastar las zonas más extensas territoriales, donde convive gran parte de la población humana.
-          
-          
-         Los espantos más descabellados se nos atraviesan frente a nuestros propios ojos – aseguró Mister Magú que aunque era miope, era más observador que ningún otro - antes, que estos canallas
-          
-          
-         censuren los hechos verídicos que ocurre con sus inmundas intervenciones.
-          
-          
-         Mientras, ellos observan desde el asiento de sus estatuas – dijo Borges – los Jefes planifican los más
-          
-          
-         mortíferos y certeros ataques a cuanto frágil ser viviente desamparado, se le cruce por delante.
-          
-          
-         Entonces, se escuchó la voz de Madden:
-          
-          
-         - Su objetivo principal, es apuntar con sus metralletas y armas de exterminación masiva, desde los mismos
-          
-          
-         helicópteros o aviones a control remoto, manejados desde la distancia. La manera más eficaz para que ninguna bala roce accidentalmente su piel tostada por el sol en las playas de Caburga.

-         Son monstruos contratados directamente por omicidadrácula en persona – aseguró Jorge Luis.


Capítulo XV
-          
-         ¿¡Quién puede ser tan idiota para tragarse el anzuelito que la PAZ se logra con la GUERRA!? – preguntó el Cerdito de la Cabaña del cuento del Tío Tom.
-          
-          
-         Y ahí Catulo que resucitó después de varios siglos antes de que se produjera el naufragio de Noé, les LADRÓ: ¡HaSTa CuAndO les tengo que repetir hijos
-          
-          
-         del misMiSimO DemOniO que:
-          
-         LA PAZ solo se logra con la PAZ;
 ¡NUNCA JAMÁS CON LA GUERRA!
-          
-         Menos, con armamentos de grueso calibre,  y peor aún – volvió a intervenir la diminuta Lulú – más encima ABUSAR SEXUALMENTE de la inocencia de niñ@s y mujeres.
-          
-          
-         Y Toby agregó:
-          
-         - E incluso, explotar su sexualidad trasgrediendo todos los degenerados límites perversos, más
-          
-          
-         escalofriantes e inmorales que se halla visto jamás en los seres vivos existentes en este Flanetha!?

-         - Dígale NICA a la PeDoFilia – dijo la cebolla, la coliflor, el tomate, el perejil, el 1/3 de zanahoria que me quedaba en el refrigerador esperando que se cociera la última papa, para devorármela con los

-          

-         cordones de los zapatones de cuero de Charles, y aliñarlos con un resto de aceite de oliva que aún quedaba en la botella de 30 milímetros.
-          
Usa un palito de fósforo para limpiarte la dentadura completa – me recomendó el gracioso hombrecito de patas cluecas.

Capítulo XVI

-         A mi me agrada  los aniquilamientos - dijo el acaudalado Riko Mc Patou mer culiano que era el más adinerado hombre de las cavernas cavernarias y que arrellenado en su sillón, gozaba del
-          
-          
-         vandalismo como se exterminaba a la raza humana – entonces, asimismo les ordenó, con su cara de fierro ensamblado en zemento melón polpayko, y
-          
-          
-          mandíbulas sangrientas a sus discípulos  listos y preparados, para la odiosa y cruel guerra.
-          
-          
-         Déjenme todo el dinero; las joyas preciosas; el petróleo les insistió nicajudasiscariote –  y ustedes destruyan los territorios y flagelen a todo ser
-          
-          
-          indefenso, que no se atreva a responder a sus abusos de poder. Transfórmense en carroñas carroñeras,  para que puedan sentarse a la mesa junto conmigo.
-          
-          
-         Y así, drácula tuvo nuevos comensales a la hora de su tentempié enviados directamente de la OEA y de la ONU y otros varios organismos más, que aquí no me permiten pronunciar (siglas que significan:
-          
-          
-         JEFES  Omicidas: liga de Escorias Asesinas… y en letra invisible y soterrada, en el más obscuro laberinto del SILENCIO de los INOCENTES y, su perversidad aterradora).
.
 Capítulo XVI  b)
LáBatelhaa con chamPpúu…haguemoz que este capítulo se trata de un BrEiK CoN  PUbLIZIDaD   ENGaÑOZa   ReguleQuE…

Juguemoz en el bozque mentaz la lobba NO eztá
¿¡Lobba eztháa!?
-         Me estoy haciendo kakú…
-          
Juguemoz en el bozque…


-         Me estoy limpiando el trasero con papel de diario.

Recuerdo, que cuando vivía con mis hijos en su niñez, en un departamento en una de las poblaciones más marginales de Santiago, esperando que estos giles

fascinerosos autoritarios gubernamentales junto al mer culiano se pronunciaran, tomando en consideración que SER SILENCIADA a más no joder, a mi o no me quedaba otra que pelar el ajo.

Un día salí para afuera, y al caminar por la orilla de la vereda bajo la ventana de mi departamento, aparece la cabecita de mi hija cantándome a todo pulmón:
-         ¡Lávatelaaa  cooon chaampuuú!
-          
-          Y yo roja como tomate, la hacía callar desde la calle, colocando un dedo cruzado en la boca, haciendo sonar un sonoro shh shh…

De la enorme cantidad de trabajos a que postulé, solo uno alcancé a durar un año; el resto o me echaban por belicosa o me iba; no encajaba en ninguno así que, vivía cesante cada cierto tiempo, intentando ahorrar al

máximo para que me duraran los pesito a peso, con la olita del desempleo.

Aprovechaba el término de las ferias de verduras, para ir a buscar entre las basuras, fruta y verdura para llevarles a mis hijos escondiendo en silencio, de dónde las sacaba para que no sufrieran hambre; estrategia de


sobrevivencia que utilizo hasta el día de hoy gracias a la exorbitante suma de ASFIXIA con la que estos delincuentes depravados, me han logrado mantener

durante cuatro períodos presidenciales, en el más absoluto SILENCIO; sumida en el más completo caos de economía perversa existencial desenfrenada,

negándome el derecho a ser publicada con mi trabajo lingüístico, incluso en las mismas páginas de internet, donde me han CENSURADO en las más diversas

ocasiones, mis OBRAS de ARTE por COMPLETO y luego, llenándose la boca chueca hablando de “LIBERTAD de EXPRESIÓN”; distorsionando  incluso a la prensa con sus mentiras; con sus espantosas siutiquerías  ridículas,

acerca de la marginalidad en los AMPLIOS círculos sociales como : “los vulnerabblesss”…  cuando ellos son los únicos culpables de que exista este sistema siniestro, de enriquecerse enfermos del coco a

manos llenas regalando NUESTRAS RIQUEZAS NATURALES, DESPOJANDO y dejando a su Pueblo en completo ABANDONO, como si estuviéramos viviendo

en plena SEGUNDA GUERRA MUNDIAL;  porque NO hay mayor tortura, que NO tener qué darles de comer a nuestros hijos con sus SUELDUCHOS REGULEQUES y, a considerándome una “mantenida eterna” en los

copucheos de la alta sociedad chilena; indicándome con el dedo, que por FLOJA me había convertido en  PORDIOSERA; guardando las venenosas risotadas sarcásticas del GUAZÓN detrás de las bambalinas.


-          


No hay comentarios:

Publicar un comentario