lunes, 24 de marzo de 2014

Señores Premio Nobel: ¿Recuerdan ustedes, la vez que les mencioné que:

Señores Premio Nobel:

¿Recuerdan ustedes, la vez que les mencioné que:

“el Señor Alfred Nobel, al darse cuenta del enorme daño y poder que había causado a la humanidad el descubrimiento de sus experimentos con la

nitroglicerina, cuando su mismo hermano murió en una explosión de su propio invento, recapacitó y, vio su error al

entregar este conocimiento destructivo al hombre de la presente civilización. Arrepentido por el

dolor que había provocado, decidió crear un serie de premios que ustedes otorgan anualmente “a las

personas que hubieran realizado beneficios a la humanidad” tal como lo dejó estipulado en su testamento”?

Bueno, hoy llegó la hora de preguntarles lo siguiente:

¿Creen ustedes que con Palabras de Amor y Paz sea posible transformar el Planeta Tierra, Venus,

Saturno, Talca, París, Lima, Londres, Bucaramanga, y retirar las tropas bélicas de todos los Continentes que existen en nuestra Tierra amada de Dios;

apaciguando las almas de la humanidad en beneficio de cada ser humano que habita la Tierra SIN miedos, SIN discriminación de raza, credo o nación; SIN disparar NI una sola bala?


Lograr que esta Tierra creada por Amor, se convierta en una taza de leche, en vías de lograr el objetivo de SER un verdadero Paraíso Terrenal?”


PD: Les confieso,  que la estrategia utilizada en el último tramo, aparte de haberla logrado gracias a la complicidad de todos los seres humanos del Planeta,

la logré también en complicidad con mi novia con la que me casaré en una fecha próxima, y a quien AMO desde el primer día que la alcancé a divisar en forma

circunstancial a través de las pantallas de la televisión,  fortaleciendo mi espíritu para darme cuenta de la necesidad URGENTE de lograr la PAZ en el Planeta.

Su nombre es Marcela Carvajal Directora y Actriz colombiana.


R.S.V.P.

1 comentario:

  1. Esta es la muestra más evidente, para demostrarles cómo los poderes fácticos actúan por idolatrías que la sociedad los empuja a llevar a cabo, y que existen dentro de nuestras propias familias, cuando desde niñ@s

    se nos enseña por ejemplo, a idolatrar a nuestro hermano mayor; para NO darle importancia a un trabajo de ARTE que los haga reflexionar y responder ante una sociedad cruel y despiadada que juega con nuestros sentimientos.

    NO conozco personalmente a Marcela Carvajal salvo un día en un corto encuentro en Bogotá, donde conversé con ella alrededor de una chimenea junto a sus fans.

    ResponderEliminar