lunes, 31 de marzo de 2014

NO me extraña la belicosidad en tiempos remotos de las tribus neolíticas…

NO me extraña la belicosidad en tiempos remotos de las tribus neolíticas…

Los PENSADORES ¡están! sin embargo, dada las condiciones del monopolio de las comunicaciones y los poderes fácticos que las manejan, se mantienen encapsulad@s entre las cuatro paredes del internet.


Me doy la satisfacción máxima, de rescatarlos para el perfil de mi FB y, desde allí, tengo a mi disposición una especie de página editorial virtual, en la que recojo la

diversidad de ideas de avanzada a través del humor, amor, sensualidad según un amplio criterio SIN RESTRICCIONES pues, lo que más interesa es levantar el espíritu de hombres y mujeres, y apoyar un

pensamiento que, rompa con la sociedad convencional traidora de los principios fundamentales de la humanidad, como es la de SER PERSONA AUTÓNOMA,
dueña de sí misma, NO depender de lo que piensan los demás sino, de lo que PIENSA POR SÍ MISMO:
que AMA, que REFLEXIONA, que SIENTE; que sabe DISCERNIR lo que está bien de lo que está MAL HECHO.

Para lograr ésto, pienso que ha sido importante, tomar consciencia de una enorme cantidad de poderes fácticos que se enriquecen con sus MENTIRAS,
 ENGAÑOS, HIPOCRESÍAS, ocultamiento de información verídica etc.
Les dejo para terminar y hacerla cortita, una opinión que expresé en la “Revista Muy Interesante”:


No me extraña la belicosidad en tiempos remotos de las tribus neolíticas aunque, debo destacar lo siguiente: comúnmente ellos utilizaban piedras y

lanzas, en la caza de animales exclusivamente para alimentar a sus familias. Ahora, lo que si me extraña es que arqueólogos y antropólogos no hubieran

encontrado restos de lumas, cascos, metralletas, guanacos, bombas lacrimógenas etc. entre sus pertenencias, para reprimir los levantamientos estudiantiles de los cro magnones.

Parece ser que eran comunidades mucho más pacifistas que las actuales y, con repartición de bienes mas igualitarias.

¡Con gusto me iría a vivir al Paraíso de la prehistoria con algunos terrícolas que estuviéramos de acuerdo en vivir una sociedad MÁS JUSTA, MENOS CRUEL Y MÁS HUMANA.
PD: Además debemos considerar, que el Hombre Prehistórico era mucho más civilizado que, el llamado “hombre moderno” pues, los armamentos de la

prehistoria (sin justificarlos) eran primitivos, incomparable al monstruoso y siniestro armamento bélico de la “modernidad”: a esos guanacos DIABOLICOS lanza aguas infectadas con zurrullos de

desagües de alcantarilla; a esos siniestros enanitos verdes vestidos a la usanza de MEFISTÓFELES, cuando deban partir a las cavernas repugnantes de las TINIEBLAS.

Y…todo esto por NO querer ESCUCHAR la VOZ de l@s seres que habitamos la TIERRA para SER FELICES con nuestro entorno SANO, LIMPIO de CONTAMINACIÓN

de cualquier especie de basura radioactiva que nos liquida nuestra respiración y los pulmones de nuestras hijas e hijos; niet@s; abuelit@s etc. etc.


En mi cuento “Una Visita Poco Común” se confidencia y despeja una incógnita guardada bajo secreto, en las guarderías de los subterráneos más adversos.

Dice lo siguiente:

-         ¿Cómo puedes meterte en la boca del lobo con un solemne de la poesía a estas alturas de su vida? – me preguntó el Principito.
-          
Porque el Poeta de los poetas, quiso que fuera así.
NO quiere que el veterano traspase el umbral del Infinito con una MENTIRA en la BOCA. Por supuesto, que apoyo de todas maneras Su Gestión.

-         Te pareces al “Capitán Tormenta”, pues es complicada tu tarea, porque muchos de los que escuchan estas hojas son seres empaquetados, empresarios lectores en vez de amantes de las letras.
NO piensan NI sienten: actúan en forma autómata, sin importarles si existen o NO existen FLORES en la Tierra; tampoco, si el Planeta RESPIRA  con Su PULMÓN  de cipreses, acacios, o bugambilias lilas.

Puedes ver peligrar tus orejas, tu nariz, tus labios y tu frente con el LOBO FEROZ, que se come a la abuelita tragándosela de un solo round, sin que NI siquiera te des cuenta de que te encuentras en sus tenebrosas fauces.
¿Habrás sido el Quijote de la Mancha atacando con su lanza de adarga los molinos de viento en alguna época de tu historia?
-         ¡Lo más seguro! Porque aún conservo la osadía de punzetear la lengua de l@s vivarach@s que se hacen l@s ciegos que se tropiezan en las cloacas de las alcantarillas de la ciudad; los sordos que tragan putrefacciones malolientes de los vertederos infernales del socavón tétrico de las inmundicias de los lóbregos laberintos ministeriales; los mudos con sus corazones de fierro entablillado con vendajes de frankestein, que se hacen llamar “líderes de la salvación de la política costumbrista” a más NO joder echando a perder, el prestigio de la RAZA HUMANA.


YO también TEngo conFIANzA donde SIENto que mi VOZ es ESCUCHADAAAAAA

Se VisluMBra la CaíDa del ImPErio ROMaNOfFF

Hablen Niñas del Miedo, Hablen Damas de Honor
Hablen niñas pequeñas que cándidas les han roto su primavera en flor;
hablen damas de luto acosadas por el funesto anciano Parrón;
que pronto viene el viejo del saco a llevarse a este infame despojo al abismo
de las calderas del estiércol, directo a las fauces del enorme dragón.


Corran hijas del Cielo, corran hijas del Sol, que nadie toque sus lágrimas
deshechas por tanto dolor.
Corran mujeres de luto, corran a los brazos de Dios, que nunca nadie les arrebate
su inocencia ante el Creador.


Michelita Las PALabraS SoON SAgraDAS NO sE CenSURAN ¡OísTEEEEEee! SordA MudAAaa y CieGGGaaaAA

VILmAaaA
ÁBeMeeE  La PeeTaaaAA

SECCIÓN DIFERENCIAS , COMPARACIONES, INCONGRUENCIAS

Existen entre los diferentes atributos sociales y sus deficiencias, que incluso el mismísimo Gregorio Samsa se encuentra involucrado.

Parto explicando, como la señora Pesimenta dijo esto pero después hizo lo otro, y así quedan todos colgados de la ampolleta con los ojos desorbitados.

Aquí sucede algo notable:

¿Recuerdan ustedes cuando Heidi vivía con su abuelito en las Altas Montañas de los Alpes, y jugaba todo el día con Pedro, llevando a las cabras al monte, y

regaloneando a los bebés y, a los pollitos de las gallinas que cacareaban en el establo mientras, los cerditos tomaban su leche al pie de la vaca y, la leona se paseaba

con los cachirulos puestos, para salir de compras al supermercado?

Aquí vemos entonces, la diferencia que existe con Pinky y Cerebro, que sólo quieren ¡conquistar el mundo!

 Y Chaplin que les muestra la maquinaria completa, donde gira la manivela completa del reloj en los momentos que hace TIC TAC – TIC TAC.

Enseguida vemos en la Naranja Mecánica, al delincuente más temido en la historia de la humanidad, sentado en una silla para que le practiquen un nuevo experimento

creado por los científicos, que consiste en transformar su psiquis, de bandido recalcitrante, en delincuente común y corriente, corrupto hasta que las velas NO

ardan; hasta convertirlo en un hombre relativamente sano; solo con algunas sintomatologías paranoides, pero

más normal que sus características delictuales torcidas, que se habían implementado a través de su aparato digestivo circulatorio; como un injerto que operaba en

forma constante, contra su voluntad sacándole los choros del canasto.

Bueno y aquí, comparando esta escena con Chaplín en “Tiempos Modernos”, observamos que se encuentra

sentado en una sala junto a una mujer de alcurnia empresarial; y es en este lugar donde podemos darnos fácil cuenta, de la comparación entre los gorgoritos que

suenan en su estómago, y lo provoca una serie de trastornos auditivos, por lo sonoro de sus estridentes burbujas.

En estas precisas circunstancias, se le acerca el capitán y le dice:

-         Bueno, eres hombre ¡LIBRE!
-          
-         Entonces, nosotros l@s telespectador@s nos quedamos sorprendidos ante la respuesta
-          
-         inesperada con la que le responde el modesto prisionero; en este caso Chaplín.
-          
-         ¿No puedo quedarme aquí ENCERRADO en la CÁRCEL un poco más de TIEMPO?
-         ¡SOY TAN FELIZ AQUÍ!
-          
-         ¡No! ¡NO puedes! – responde el empresario – aquí te envío con una carta de recomendación, y aquí
-          
-         advertimos la presencia de Caperucita Roja, que llega dateada por el Lobo Feroz, a la casa de la abuelita mientras, el Jefe de Max y de la 99 hace
-          
-          ruido con la boca para demostrar a los generales, que están investigando el conflicto armado de “Nube Roja” para descubrir la estrategia exacta,

-         que conviene para devastar todo el paisaje cordillerano de amplias extensiones territoriales,


-         entonces coloca su mano tapando sus labios, y sólo hace ruidos con la boca para explicar, que son
-          
-          
-          indios alacalufes de Arizona y, NO los habitantes que residen en la India, y sus mujeres ONAS
-          
-         vestidas con tules y puntito negro en la frente, y tez mate; sino más bien indios Pieles Rojas.
-          
Esto me viene a la memoria, que con Marce montamos un escenario en “Náufragos al Fin del Sur” mi novela

publicada hace poco tiempo atrás, y en esta escena montamos la “Metamorfosis” y para refrescar la

memoria de qué era lo que teníamos que decir en el momento oportuno, así que con nuestra flojera, en vez

de llevar torpedos escritos en nuestros brazos y piernas, o bajo el pliegue de un delantal,  llevamos el libro en la mano.

Cuando la concurrencia aplaudía a rabiar, apareció Virginia gritando e interrumpiendo nuestro acto.

-         Ese libro es mío (refiriéndose a la “Metamorfosis”; estas dos (indicándonos con el dedo a mi y a la Marce) me lo sacaron del cajoncito de mi velador,
-          
-          
-          sin mi permiso y, después como si eso fuera poco, comenzó a contar en detalle cuántas cosas le habíamos sustraído para venderlas en la feria.
-          

ACTO SORPRESIVO E INAUDITO

Me encontraba en los jardines de mi cuento “Paseo Campestre” con mi amigo Krotchcramp, cuando en esos momentos vimos las figuras de los nazis aparecerse por el fondo del jardín y les salí al paso:

-         ¿Qué hacen ustedes aquí? – les pregunté muy molesta.
-          
-         Buscamos al veterano – me respondió haciendo sonar muy fuerte sus talones, al más puro estilo nazi.

-         ¿Para qué lo quieren?

-          
-         Para interrogarlo – me respondió con un lenguaje muy duro – órdenes del führer.
-          
Ustedes son soldados del año 1945, así que exijo media vuelta, hace ratito que terminó la Segunda Guerra Mundial. Regresen por donde vinieron a su siglo pues, se

equivocaron de época – le grité furiosa al capitán.

-Disculpe señorita no lo haremos nunca más – respondió sumiso al darse cuenta que se encontraba en otro

tiempo y en otro espacio.

En vez de entregarse a las nuevas autoridades,  habían escapado a nuestro “Paseo Campestre”.

-Están disculpados (les dije con tal que se fueran) pero, partan de una vez por todas- insistí con lipiria en la punta de mi lengua.

- Sí, pero sólo cuando lo encontremos…
Nosotros obedecemos a nuestra plana mayor. Heil Hitler y, se cuadró.

-¡Qué vienen a nombrar el nombre más odioso de la historia de la humanidad desgraciados! – y fui a buscar corriendo la metralleta de juguete de uno de los hijos de

Krotchcramp que, lo había dejado botado en un paseo anterior.

Para asustarlos, emití toda clase de ruidos violentos hasta que desaparecieron. Menos mal que no estaban al tanto de las novedades de este siglo y, eso que no

alcancé a tirar una de las granadas más feroces del mundo del juguete infantil guardada dentro de uno de mis bolsillos.

- ¿Porqué les disparaste tan violentamente? - preguntó Brian Weis que venía acercándose.

- Porque hasta la GESTAPO está infiltrada en el arte de la literatura. Fíjate no más si les cabe el casco redondo en sus cabezas cuadradas.

Todavía estoy irritada ¿ cómo lograron rendir viaje hasta nuestra reunión?  ¡me parece el colmo!

ENIGMAS INAUDITOS Y APREMIANTES

No me habían quedado claro los enigmas de mis investigaciones, y continué viaje al cuarto cuento del

mismo set que estoy narrando en esta página, donde uní cabos sueltos para descubrir la atrocidad que voy a

relatar al final de este último recorrido por las lágrimas de las hojas que caen de mi calendario lingüístico.

Esto sucedió recién esta madrugada, cuando me di cuenta que habían desaparecido de mi propia casa, los

manuscritos de este set de cuentos, y aquí relato los porqués de este espeluznante y misterioso desaparecimiento:

Madden nos perseguía, pensaba que la letra faltante de Brian Weis, era un equívoco de nuestra extravagancia y , estaba dispuesto a arrestarnos si no le dábamos una

explicación más asertiva del significado por la cual se componía y formaba la frase completa o sea :

A qué se debía que pronunciara Brian Weis devorando la última letra de su apellido.

La respuesta era muy simple:

La última letra de su apellido fue devorada por los leones en la sábana africana, cuando fui a buscar

refuerzos para destapar este incidente tenebroso de atropello a la dignidad de mi propio prestigio, que tenía

a su haber un delito impune de gran envergadura, que todo el mundo pensaba que era un CASO completamente PERDIDO.

Brian, nos esperó a mí y a Borges en el laberinto del tiempo para que corrigiéramos este error, menos mal que llegamos antes que él, a una banca en la plazoleta

 de las 1001 noches y, nos fuimos prácticamente de inmediato para no encontrarnos cara a cara con Madden

que sabíamos, que estaba dispuesto a todo, a destruir cualquier evidencia que lo delatara y lo pusiera al descubierto, costara lo que costara.

Me encontraba aterrada cuando Mogwli me despertó con un jarrón de agua helada.

Descubrí que la realidad coincidía, pues mis manuscritos habían sido efectivamente saqueados del baúl de mis

recuerdos, en mi propia casa por la Gestapo chilena, infiltrada en el Arte de la Literatura Universal; urgidos por armar plagistas Frankesteins.


domingo, 30 de marzo de 2014

SECCIÓN DIFERENCIAS , COMPARACIONES, INCONGRUENCIAS

SECCIÓN DIFERENCIAS , COMPARACIONES, INCONGRUENCIAS

Existen entre los diferentes atributos sociales y sus deficiencias, que incluso el mismísimo Gregorio Samsa se encuentra involucrado.

Parto explicando, como la señora Pesimenta dijo esto pero después hizo lo otro, y así quedan todos colgados de la ampolleta con los ojos desorbitados.

Aquí sucede algo notable:

¿Recuerdan ustedes cuando Heidi vivía con su abuelito en las Altas Montañas de los Alpes, y jugaba todo el día con Pedro, llevando a las cabras al monte, y

regaloneando a los bebés y, a los pollitos de las gallinas que cacareaban en el establo mientras, los cerditos tomaban su leche al pie de la vaca y, la leona se paseaba

con los cachirulos puestos, para salir de compras al supermercado?

Aquí vemos entonces, la diferencia que existe con Pinky y Cerebro, que sólo quieren ¡conquistar el mundo!

 Y Chaplin que les muestra la maquinaria completa, donde gira la manivela completa del reloj en los momentos que hace TIC TAC – TIC TAC.

Enseguida vemos en la Naranja Mecánica, al delincuente más temido en la historia de la humanidad, sentado en una silla para que le practiquen un nuevo experimento

creado por los científicos, que consiste en transformar su psiquis, de bandido recalcitrante, en delincuente común y corriente, corrupto hasta que las velas NO

ardan; hasta convertirlo en un hombre relativamente sano; solo con algunas sintomatologías paranoides, pero

más normal que sus características delictuales torcidas, que se habían implementado a través de su aparato digestivo circulatorio; como un injerto que operaba en

forma constante, contra su voluntad sacándole los choros del canasto.

Bueno y aquí, comparando esta escena con Chaplín en “Tiempos Modernos”, observamos que se encuentra

sentado en una sala junto a una mujer de alcurnia empresarial; y es en este lugar donde podemos darnos fácil cuenta, de la comparación entre los gorgoritos que

suenan en su estómago, y lo provoca una serie de trastornos auditivos, por lo sonoro de sus estridentes burbujas.

En estas precisas circunstancias, se le acerca el capitán y le dice:

-         Bueno, eres hombre ¡LIBRE!
-          
-         Entonces, nosotros l@s telespectador@s nos quedamos sorprendidos ante la respuesta
-          
-         inesperada con la que le responde el modesto prisionero; en este caso Chaplín.
-          
-         ¿No puedo quedarme aquí ENCERRADO en la CÁRCEL un poco más de TIEMPO?
-         ¡SOY TAN FELIZ AQUÍ!
-          
-         ¡No! ¡NO puedes! – responde el empresario – aquí te envío con una carta de recomendación, y aquí
-          
-         advertimos la presencia de Caperucita Roja, que llega dateada por el Lobo Feroz, a la casa de la abuelita mientras, el Jefe de Max y de la 99 hace
-          
-          ruido con la boca para demostrar a los generales, que están investigando el conflicto armado de “Nube Roja” para descubrir la estrategia exacta,

-         que conviene para devastar todo el paisaje cordillerano de amplias extensiones territoriales,


-         entonces coloca su mano tapando sus labios, y sólo hace ruidos con la boca para explicar, que son
-          
-          
-          indios alacalufes de Arizona y, NO los habitantes que residen en la India, y sus mujeres ONAS
-          
-         vestidas con tules y puntito negro en la frente, y tez mate; sino más bien indios Pieles Rojas.
-          
Esto me viene a la memoria, que con Marce montamos un escenario en “Náufragos al Fin del Sur” mi novela

publicada hace poco tiempo atrás, y en esta escena montamos la “Metamorfosis” y para refrescar la

memoria de qué era lo que teníamos que decir en el momento oportuno, así que con nuestra flojera, en vez

de llevar torpedos escritos en nuestros brazos y piernas, o bajo el pliegue de un delantal,  llevamos el libro en la mano.

Cuando la concurrencia aplaudía a rabiar, apareció Virginia gritando e interrumpiendo nuestro acto.

-         Ese libro es mío (refiriéndose a la “Metamorfosis”; estas dos (indicándonos con el dedo a mi y a la Marce) me lo sacaron del cajoncito de mi velador,
-          
-          
-          sin mi permiso y, después como si eso fuera poco, comenzó a contar en detalle cuántas cosas le habíamos sustraído para venderlas en la feria.
-          

ACTO SORPRESIVO E INAUDITO

Me encontraba en los jardines de mi cuento “Paseo Campestre” con mi amigo Krotchcramp, cuando en esos momentos vimos las figuras de los nazis aparecerse por el fondo del jardín y les salí al paso:

-         ¿Qué hacen ustedes aquí? – les pregunté muy molesta.
-          
-         Buscamos al veterano – me respondió haciendo sonar muy fuerte sus talones, al más puro estilo nazi.

-         ¿Para qué lo quieren?

-          
-         Para interrogarlo – me respondió con un lenguaje muy duro – órdenes del führer.
-          
Ustedes son soldados del año 1945, así que exijo media vuelta, hace ratito que terminó la Segunda Guerra Mundial. Regresen por donde vinieron a su siglo pues, se

equivocaron de época – le grité furiosa al capitán.

-Disculpe señorita no lo haremos nunca más – respondió sumiso al darse cuenta que se encontraba en otro

tiempo y en otro espacio.

En vez de entregarse a las nuevas autoridades,  habían escapado a nuestro “Paseo Campestre”.

-Están disculpados (les dije con tal que se fueran) pero, partan de una vez por todas- insistí con lipiria en la punta de mi lengua.

- Sí, pero sólo cuando lo encontremos…
Nosotros obedecemos a nuestra plana mayor. Heil Hitler y, se cuadró.

-¡Qué vienen a nombrar el nombre más odioso de la historia de la humanidad desgraciados! – y fui a buscar corriendo la metralleta de juguete de uno de los hijos de

Krotchcramp que, lo había dejado botado en un paseo anterior.

Para asustarlos, emití toda clase de ruidos violentos hasta que desaparecieron. Menos mal que no estaban al tanto de las novedades de este siglo y, eso que no

alcancé a tirar una de las granadas más feroces del mundo del juguete infantil guardada dentro de uno de mis bolsillos.

- ¿Porqué les disparaste tan violentamente? - preguntó Brian Weis que venía acercándose.

- Porque hasta la GESTAPO está infiltrada en el arte de la literatura. Fíjate no más si les cabe el casco redondo en sus cabezas cuadradas.

Todavía estoy irritada ¿ cómo lograron rendir viaje hasta nuestra reunión?  ¡me parece el colmo!

ENIGMAS INAUDITOS Y APREMIANTES

No me habían quedado claro los enigmas de mis investigaciones, y continué viaje al cuarto cuento del

mismo set que estoy narrando en esta página, donde uní cabos sueltos para descubrir la atrocidad que voy a

relatar al final de este último recorrido por las lágrimas de las hojas que caen de mi calendario lingüístico.

Esto sucedió recién esta madrugada, cuando me di cuenta que habían desaparecido de mi propia casa, los

manuscritos de este set de cuentos, y aquí relato los porqués de este espeluznante y misterioso desaparecimiento:

Madden nos perseguía, pensaba que la letra faltante de Brian Weis, era un equívoco de nuestra extravagancia y , estaba dispuesto a arrestarnos si no le dábamos una

explicación más asertiva del significado por la cual se componía y formaba la frase completa o sea :

A qué se debía que pronunciara Brian Weis devorando la última letra de su apellido.

La respuesta era muy simple:

La última letra de su apellido fue devorada por los leones en la sábana africana, cuando fui a buscar

refuerzos para destapar este incidente tenebroso de atropello a la dignidad de mi propio prestigio, que tenía

a su haber un delito impune de gran envergadura, que todo el mundo pensaba que era un CASO completamente PERDIDO.

Brian, nos esperó a mí y a Borges en el laberinto del tiempo para que corrigiéramos este error, menos mal que llegamos antes que él, a una banca en la plazoleta

 de las 1001 noches y, nos fuimos prácticamente de inmediato para no encontrarnos cara a cara con Madden

que sabíamos, que estaba dispuesto a todo, a destruir cualquier evidencia que lo delatara y lo pusiera al descubierto, costara lo que costara.

Me encontraba aterrada cuando Mogwli me despertó con un jarrón de agua helada.

Descubrí que la realidad coincidía, pues mis manuscritos habían sido efectivamente saqueados del baúl de mis

recuerdos, en mi propia casa por la Gestapo chilena, infiltrada en el Arte de la Literatura Universal; urgidos por armar plagistas Frankesteins.


sábado, 29 de marzo de 2014

Los poderes malvados NO me dejan hacer una análisis crítico filosófico cinematográfico

S.O.S  D.D.H.H

              Los poderes malvados NO me dejan hacer una análisis crítico filosófico cinematográfico, y se

 me prohíbe escribir cualquier tipo de referencia acerca de las delicias que lleva en la canastita Caperucita Roja y el Lobo Feroz.

Tampoco puedo explayarme en “Tiempos Modernos” de Charles Chaplin para explicar

porqué vemos sus caballos desbocados que arrancan en forma tan misteriosa, sin explicación alguna y, extrañamente aparece un alazán entero de blanco el cual hace mención a mi poema:


Soy una fiera guerrera
vengo en mi caballo alazán
a liberar a los pueblos
del yugo infame
causado por la tiranía neoliberal.

Monto en potro de yegua
monto en potro animal


pero tengo corazón de ámbar
para entregarte a tu voluntad.


Me encabrito como amazona
bien parida con espuelas de paz


con montura de justicia
con bridas a tu amor de verdad.

Menos me permiten difundir al Super Agente 86 en “Simón el Agradable” y por ningún motivo, hablar del famosísimo:
 “Tratado con los Indios Siux y el Gran Jefe Indio Nube Roja”.

Me han prohibido asimismo, hacer una analogía costumbrista de la Naranja Mecánica, y de la Manzana que le dio la serpiente venenosa a Eva.

A Pink Floyd lo tuve que esconder bajo SIETE llaves, para NO mencionar las aberraciones

 educacionales que se cometen con el o la niña gracias al libro y la lectura, que a diario lo acosan los ministerios educacionales, para que l@s niñ@s

se queden con los ojos mudos; las narices tuertas; la joroba vertebral torcida; y con sus las orejitas de

peluche aterradas, al divisar a los esqueletos que NO tienen huesos a ciegas, sordos y mudos en perpetua indolencia fantasmal.

Me tienen en ascuas porque no puedo nombrar ni a Brad Pitt,  salvado por la campana por los Tres Mosqueteros ni tampoco, puedo pronunciarlo en
 VOZ ALTA;  ¡imagínense si voy a lograr mencionar a Hannibal Lester en alguna noche de gala del Séptimo Arte!

Una nota curiosa, porque ya han pasado más de cincuenta años, y estos bribones, no me permiten

mencionar a la “golfilla” “la criatura de los muelles” del cineasta más famoso de la historia del cine universal, nada más y nada menos que de

Charles Chaplin, sólo porque esta “criatura” se niega a pasar hambre y reparte plátanos a los niños y niñas para que se alimenten y queden rellenitos y sonrosados para el desayuno.

También me prohibieron publicar en mi FB estos seres perversos, por andar a pata pelada en el centro de Santiago de $hile; y eso que les avisé

que sólo deambulaba en sueños durante mi somnolencia de SER o NO SER, y ahí está el dilema:

si lo hago con LUZ de día o con el fantasma de Canterville caminando a través de las luces de la ciudad en la noche en vela ¿¡qué de malo tiene eso!?

¿¡Me puede responder el tétrico astrolopitecus desde las Nieves Eternas del Kilimanyaro!?

Acaso voy a recibir de buenas a primeras, el bono de cuarenta lucas para comprarme unas aguayanas cero kilómetros; un paquete de tallerines; una

 porquería de ninguna cosa que valga la pena; un puñado de arroz con guarisapos fritos; unos sanguches de potitos a la valenciana;

NO me queda otra que:
 celebrar con un tecito de agüita de calcetín más unos cordones de tallerines tirados a la parrilla con mis bototos asados para enroscarlos con el

tenedor, y lamerlos hasta que se le pase el gustito a soquete remojado.

De verdad, ¡NO entiendo porqué se molestan tanto con un poema crítico costumbrista de la época actual y lo suprimen de cuajo, como si fuera peste! :

Soy una fiera guerrera
monto en potro fatal
recorro todos los pueblos
en cinco caballos alazán
a liberar a los pueblos
del yugo nefasto neoliberal.

Despierten pueblos dormidos
despierten pueblos despierten
que el nácar de mis estribos
aprieta el cuero animal
para encender las antorchas
por todos los barrios Mercurial.

¿Me podría dar alguien una explicación atractiva, aunque sea medianamente racional, para que se entienda si acaso estamos hablando de algo

interesante al encabritarse la mujer con monturas de Justicia y con espuelas de Paz? o ¿como amazona de Amor de Verdad?

¿Siendo la más fiera guerrera de la Tierra; la más encantadora al montar en un potro alazán y así, liberar a los Pueblos del yugo nefasto neoliberal?