domingo, 10 de noviembre de 2013

Solo el susurro de las hojas de otoño te escucha sin que me dirijas la palabra

Solo el susurro de las hojas de otoño te escucha sin que me dirijas la palabra, porque los astros se deslizan fugaces a los sentidos, impregnando tu esencia floral más infinita y sensual en el ir y venir de nuestra existencia.


Ahí descubro quien eres, qué sabor tiene tu cuerpo porque se deshace en armonía y tonos traviesos de música alegre y jocosa, dispuesto a dejar caer sus sonidos a través del silbido de las ráfagas de viento en el espacio del tiempo, para estar atenta a escuchar uno tras otro, como un sinfín de aves que cantan en el transcurrir de la primavera, danzando de flor en flor, de pétalo en pétalo, dejándose caer bajo el cristal de copa, sobre una montaña de flores silvestres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario