sábado, 2 de noviembre de 2013

Hoy, quiero contarles una historia diferente

Hoy, quiero contarles una historia diferente, destinada a ustedes soldados, policías, dueñ@s de casa, políticos, religiosos, ateos, hombres y mujeres de este Planeta:

Mi hija, dejó de estudiar congelando su carrera, con el objetivo de reunir dinero para cancelar sus estudios de “auxiliar de enfermería”. Fue a cuidar a un joven postrado en silla de ruedas desde su nacimiento, a un par de cuadras de mi casa.

Cuando mi hija fue a trabajar a ese lugar, le pregunté si era el mismo joven que yo saludaba dándole la mano, cuando iba a comprar a los almacenes del barrio con mi perrita que él también le hacía cariño.

El joven tenía aspecto de mucha bondad, y mi hija lo describía de la misma manera: “¡nunca se quejó mamá!”.

Tenía alrededor de 40 años; cuento corto, mi hija se enfermó y dejó de ir una semana. El joven falleció cuando mi hija se recuperó para ir a atenderlo nuevamente.

Me extrañó que hubiera fallecido tan pronto ¡tan joven!

Entonces, ocurrió un hecho que jamás me había ocurrido en mi vida:
se presentó en mis pensamientos, y yo lo rechacé durante todo el día, pidiéndole a Jesús que me lo retirara ¡de inmediato! pues, lo había conocido de cerca en vida, y me asustaba que se acercara su espíritu en estado de LUZ.
Anoche, Jesús me tranquilizó y me dijo que escuchara su mensaje. Le respondí entonces, que entregara su mensaje, pero que se fuera a los brazos de Él, y que NO volviera a aparecer en mis pensamientos.

Este joven, en su vida anterior, había sido soldado y murió en la guerra.
Él en vida, me transmitió espiritualmente (sin yo saberlo de antemano hasta anoche, cuando le pedí una prueba para saber que era el mismo joven). Esa prueba es el mensaje que él mismo me inspiró, y que envié a ustedes de diferentes maneras a través de twitter, FB, en Kebrantaideas:
“La Paz NO se construye con la guerra:  la PAZ se construye con la PAZ, el Amor, la Equidad, con las Buenas Costumbres de NO mentir”.
Este joven había sido un buen hombre en su vida anterior pero ¡Obedeció Órdenes!
Papá ¡NO me mates! ¡Soy Tu Hijo! (en esta frase se resumen los crímenes de guerra).

La iglesia, es la que más tiene la culpa del caos y peligros con sus atrocidades espeluznantes, que están sucediendo en el mundo entero. NO quiere sacarse la venda de sus ojos.
NO permite que fluya LA PALABRA. La tiene escondida bajo las llaves del horror, mientras el Planeta se deshace a pedazos pues, predica en nombre de Jesús de Nazareth en sus Templos, apropiándose y restringiéndola; antepone sus intereses económicos de lucro, antes que: Amar a Dios por sobre todas las cosas que existen en este mundo.

Este fue el mensaje a su madre que quería que yo se lo comunicara, sólo se lo comunicaré por escrito:
“Mamita, estoy bien
No me llores
Estoy en un campo lleno de flores
Puedo correr y saltar feliz
Aquí tod@s nos queremos
Somos como niñ@s chic@s”.
YO: -¿ésto es lo que quieres decir?
-Sí, ellos van a entender.

Sus palabras me dejaron emocionada, y he llorado mucho porque NO le permitía que me hablara. Le he pedido perdón a él y a Dios, porque era la voz de sólo un niño pequeño que a mi me aterraba escuchar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario