domingo, 29 de septiembre de 2013

Algún día, pero demasiado tarde te vas a dar cuenta que perdiste un diamante mientras perdías tu tiempo buscando bajo las espinas, tus piedras negras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario