domingo, 4 de agosto de 2013

Tendrán que tomar la decisión por sí mism@s

La diferencia entre una iglesia coludida con dictadores y becerros de oro, que dejaron la herencia de este individualismo e insensibilidad durante el tiempo de la dictadura, y post dictadura, que permanece en forma solapada y en la cual, muchos pisaron el palito del mismo becerro de oro, olvidándose de Las Palabras de Jesús que corresponden a 2013 años atrás.
La "otra iglesia" que protegió y dio asilo a seres humanos que estaban siendo perseguidos,  lo que tod@s agradecimos y pudimos apreciar en esos momentos tan tristes y espeluznantes de nuestra historia sin embargo, algun@s de ell@s, pisaron el palito del becerro de oro, restringiendo, censurando y suprimiendo La Palabra de Jesús que pide en altavoz, que se reestablezcan los derechos de las personas: Justicia Real; Equidad; NO discriminación; Estupenda Distribución de la Riqueza etc etc.
Los medios comunicacionales mezclan verdades con mentiras y engaños, lo cual desmotiva la participación ciudadana, pues los tienen adormecidos en forma soporífera, con portadas extremadamente estúpidas, vacías de todo sentido de la realidad (que la sutanita se casó con el merenganito, y el merenganito le puso el gorro con la fulanita) entonteciendo a la sociedad de consumo en su conjunto, pues al censurar el lenguaje, que es motor fundamental para hacer funcionar estos estados hipnóticos de vacío existencial, están contribuyendo, a la inercia mental por lo tanto, al peligroso estado mental  de esta demencial sociedad, inmersa en los diabólicos brazos de la prepotencia; de la distorsión de ideas; de un individualismo desmesurado a favor de enriquecer más y más aún a este becerro de oro.
Llegó la hora, en que esta iglesia tendrá que optar: ¿a quién sirve? o ¿a quién NO sirve?

Aparte de los curas y monjas, nosotr@s también estamos involucrad@s en esta decisión, de cómo vamos a vivir estos 30 o 50 o 100 años de vida que nos quedan aquí en la tierra y, si el mundo de la trascendencia a que nos invita generosamente Jesús nos interesa o no nos interesa ¡ustedes tendrán que tomar la decisión por si mism@s!

No hay comentarios:

Publicar un comentario