domingo, 4 de agosto de 2013

Taller Para Niñ@s

Amigos y amigas:
                                Se que algunas mentes caprichosas, intransigentes y estrechas, han despotricado por los destinos en aportes sociales que he sugerido para “Trepatroncos” y “Kebrantaideas” a la Tierra, a Marte, a Júpiter, a Saturno; a Talca, a Perú y Londres; pero según mis perspectivas de realidad, el Planeta, necesita dinero que NO se acumule en los bancos en forma inútil e inservible en la basura de la mezquindad y la codicia; sino, todo lo contrario, para que pueda solventar el engranaje de la Justicia Real; para que nadie que habite en esta Tierra, dependa de becerros de oro, perversos y malignos; para poder dar curso a la imaginación, creando medios comunicacionales que enriquezcan el pensamiento del hombre y de la mujer, y aporten en dar Amor y Libertad de Ser y Sentir para nuestros respectivos Pueblos; en vez de convertirnos en esclavos de un sistema depredador del Alma Humana.
Nos encontramos en pleno período del  ”despertar de consciencia”, y hacia esa dirección se dirigen nuestros pasos.
Mi objetivo principal, es lograr la independencia económica que tenemos con los becerros de oro, a través de aportes lúdicos al arte de las palabras, y de la imaginación.
Hoy también quiero contarles, que fui invitada por un colegio (no diré el nombre) que asimismo es “amigo” de alguien de mi FB, para dar un taller, absolutamente gratuito, a l@s niñ@s.
Tuve varias sensaciones de “extrañeza” en el transcurso de esta entrega de mis conocimientos creativos a este grupo de 21 estudiantes entre 5º y 8º básico:
1º Nadie tenía disposición para grabar con mi máquina de fotos mi taller, por lo tanto, el encargado, sugirió dejarla apoyada en la mesa en dirección fija donde me encontraría yo, dando el curso.
2º A los pocos minutos, un niño, hizo caer mi máquina de fotos y grabadora al suelo, lo que provocó que mi última grabación de “Kebrantaideas” se interrumpiera antes de tiempo.
3º En el intermedio, después  la primera parte del taller, l@s niñ@s, debían preparar una obra de teatro con mi cuento “Tissú Enfermo Grave”; los vi muy entusiasmados, contentos, alegres y conformes con la lectura y reflexión, que les di a conocer con mi pluma infantil, la cual, al principio, apenas podían comprender su significado dada la imaginación y el humor que caracteriza a esta literatura; a mi regreso del pipiroom, todo cambió bruscamente:  me encontré con el primer grupo, de brazos caídos, absolutamente apátic@s y en “otra”;  y al segundo grupo también marchando a medias (se habían quedado en la sala); el tercer grupo que había ido a ensayar al patio, se veía más activo.
4º El primer grupo, ¡fue un desastre! No quisieron leer, ni actuar, quienes se habían comprometido a hacerlo antes de partir yo, fuera de la sala, y más aún, cuando alguno de ellos quería actuar, el grupo lo aportillaba. El segundo grupo, lo hizo a medias tintas. El tercer grupo, lanzó monedas a Tissú y la Piji como si fueran “menos que nadie” (con soberbia).
5º Debía llegar una periodista de su proyecto de “educación” a tomar fotos; llegó una hora después y ¡sin cámara!. Usó la cámara del año de la pera del monitor.
Cuando me preguntó la periodista, que qué había pasado, le entregué la carpeta para que se pusiera al día ¡apenas la hojeó desganada! Me preguntó si acaso yo lo había escrito…; entre conversación y conversación, me informó, que pensaban hacer una “colecta” para reunir fondos para su fundación ¡PLOP! (la palabrita “colecta” me da ¡lipiria!).
CONCLUSIÓN:
1º NO quiero que se suba a youtube mi taller fallido, puesto que mi intuición me dice que l@s niñ@s fueron manipulad@s por adult@s que se encontraban en la sala.
2º No quiero que mi taller a medias tintas, se mal utilice para conseguir dineros en “colectas”.
Aunque es pedir peras al olmo (siendo que sé que les sobra el dinero), quisiera que me devolvieran mi máquina de fotos y grabadora marca Sony moderna.
Cordialmente a ustedes
Olaya Mac-Clure

No hay comentarios:

Publicar un comentario