viernes, 23 de agosto de 2013

En este Rinconcito Escondido

En este rinconcito, escondido de dráculamortis, escribo un nuevo Poema de Punta:

¿Porqué no nos vamos todos a comer al casino de monsantodrácula, y que ellos almuercen en nuestras casas sus delicadas delicatessen?

A no ser que antes, queramos quedarnos fiambresseguritti, convertidos en estatuas de mármol con sus cenas ¡cadávermuertitis fosilizadas!

PD: Es la única manera que se me ocurre, para NO tener que darnos la molestia de investigar como Sherlock Holmes, la química que contiene cada bocado delicatessen que nos llevamos a la boca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario