miércoles, 26 de junio de 2013

No me Mueve mi Dios para Quererte (poema medieval y de siglo XXI)

Este poema es de la época medieval, y lo traté con una técnica que se llama "encabalgamiento" que es una especie de tejido a crochet, donde la escritura de la poeta anónima, no se distingue de la mía propia en el siglo XXI.
Tiene 8600 visitas en Poesía Mística www.relatame.com

No me mueve, mi Dios , para quererte
el cielo que me tienes prometido,
ni me mueve el infierno tan temido
para dejar por eso de ofenderte.

Tu me mueves Señor; muéveme al verte
clavado en una cruz y escarnecido;
muéveme Señor, tu costado prosternado
tus clavos clavados con tanta ira.

Muéveme ver tu cuerpo tan herido;
muéveme tus afrentas y tu muerte.
Muéveme Señor, muéveme al verte
con tu corona llena de sangre y sus espinas.

Tu me mueves Señor, con tanta holgura,
que aunque no hubiera cielo, yo te amara,
y aunque no hubiera infierno, te temiera.

Muéveme, al fin, tu amor y en tal manera,
que aunque, el corazón latiera como late,
faltaría tu aliento, para amarte
todo lo que abarca cielo , mar y tierra.

Créeme que al verte, veo todo lo que sea,
pues aunque lo que espero no esperara,
lo mismo que te quiero te quisiera.

No me tienes que dar porque te quiera;
lo que existe entre Tú, y mi amor de veras.
Duele tus pies, duele pisar las llagas de tu costado
aunque amo todo lo tuyo; y lloro porque llorar plugiera
cuanto mis ojos derraman, lágrimas vivas quiera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario