martes, 24 de julio de 2012

Victor Jara en las Tierras Olvidadas de Temicuicui


Victor Jara

Victor Jara en las Tierras Olvidadas de TemicuicuiEllos presenciaron como se extinguìa su vidade la manera mas monstruosa y no pudieron hacer nada.
Fecha: 2007-05-09
Victor Jara en las Tierras Olvidadas de Temicuicui

Ellos presenciaron como se extinguìa su vida
de la manera mas monstruosa y no pudieron hacer nada.

Victor Jara, Maestro en la belleza del Cantar
en los sonidos mas nobles de Mùsica Docta
apremian cruelmente su cuerpo y sus manos
de Angel de Querubin de talentoso musicòlogo
cuando transporta la voz de su prodigio
hacia los recovecos mas sobrenaturales y asombrosos
de nuestra fràgil pero màgica sintonìa con el cosmos.

Admirable y deslumbrante sus càlidos cantos
en los acordes por la travesìa de nuestros pensamientos
como gorjeos de pàjaros como trinos de aves silvestres
siendo el mismo un Ave Fènix impulsado en sus alas dirigidas al vuelo
a las cumbres mas altas de la Cordillera de los Andes.
Desde ahì sentado y dispuesto a divagar
todo cuanto abarca su razòn de ser musical
en los corazones de cada uno de nosotros
para sentir su corazòn estallar en su palpitar latido con latido
pulsando todo su pulmòn ante el pulmòn
de los ideales de una naciòn culta y justa
en el centro intacto de las leyes que se adormecen
junto al asiento mismo de las Iglesias y de las Sinagogas.

Algunos polìticos fueron testigos presenciales
de las atrocidades y flagelos cometidos
contra el màximo Mùsico de Todos los Tiempos Todos.

Victor acogerìa los derechos e integridad
del Pueblo Indìgena de Temicuicui
encarcelados por reclamar la defensa de Sus Tierras.
Rasgarìa su guitarra con valor y honestidad
protegiendo la fràgil figura de niños, ancianos y mujeres
contra toda violencia fìsica y prepotencia avasalladora
de operaciones policiacas
en la comuna de Ercilla provincia de Malloco.

A culatazos entran a casa de Tori Quiñinao
allanando en la madrugada con ese sabor entrampado en cobardìa
sin mostrar orden judicial con su metralleta
atraviesan los viejos paneles de madera
se ensañan las balas calan y perforan sus trutrucas
colgadas como cuadros de valor en uno de los dinteles
transformàndolas mas en flautas traversas
que en su original instrumentos sagrados.
Luego, disparando a quemarropa
hieren a sus pequeños hijos que sangran y arrancan despavoridos
lloriqueando con gritos enloquecidos.
-¡ Èsto para que aprendai indio de mièchica
de la puta madre que te pariò !

Se escuchan tras las livianas paredes agujereadas de madera
las tanquetas y los zorrillos que entran con rabia por los orificios
con mierdales de lacrimògenas envueltas en resacas de odio
mientras los helicòpteros circundan con su ruido ensordecedor
vistos por Tori Quiñinao a travès de las ventanas ametralladas.

Estoy segura que Victor cantarìa con toda su voz
las injusticias presentes por los saqueos de Tierra
a los Pueblos Minoritarios Indìgenas de Temicuicui
lo puedo decir con toda seguridad
porque Victor Jara Soy Yo
y aunque no canto con guitarra
y solo canto a media voz
mi pluma rasga estos papeles
para cantar con su voz.

Ellos presenciaron
como se extinguìa la vida de los Temicuicui
de la manera mas monstruosa
y no pudieron hacer nada de nada...

No hay comentarios:

Publicar un comentario