lunes, 16 de julio de 2012

POR NINGÚN MOTIVO QUIERO QUE EL NO TAN LEJANO FINADO NICANOR

Por ningún motivo quiero que el no tan lejano finado Nicanor
me venga a visitar para suplicar como alma en pena que lo perdone
arrastrando grilletes enredados entre los pies, manos y narices
y sobre todo con la intención de confesar que ustedes fueron permisivos 
categóricos y responsables de su silencio.

¡A ponerse las pilas caramba! o tendrán que soportar en breve:
al fantasma de Analgésicos Rusos y Pompas Fúnebres antes de lo esperado
circulando por cada una de las habitaciones gubernamentales.

Nicanor, Nicanor; soy el fantasma de la Violeta en cuerpo presente
deja en paz a esta pobre gente: ellos solo te quisieron ayudar ¡miserere di moi!
Hazle caso a la Olaya: la poesía no es fotocopia sino ingenio y creatividad.

Mas vale prevenir abruptos en la encrucijada soltando la pepa
que curar soldando esqueletos recorriendo los obscuros vericuetos autoritarios
en toda la tenebrosa noche escalofriante por secula seculorum.

No hay comentarios:

Publicar un comentario