sábado, 21 de julio de 2012

Epitafios y Homenajes a un Próximo Candidato a Residir en las Cuevas Tenebrosas del Averno.

Inocentes niñas que esperaban encontrar jardines colgantes de Nabucodonosor
en los patios de su escuela primaria, terminaron enfrentadas a las decadentes
y tétricas parras de Nicanor el Iscariote.
Firma: Judas Parinacota

No hay comentarios:

Publicar un comentario